Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Piden explicaciones sobre la paralización de las obras del nuevo edificio de la EET Nº 2

Directivos del gremio SUTEBA presentaron un petitorio ante los ediles de la Comisión de Educación: los representantes de Cambiemos no asistieron.

Publicado

el

Las obras que se estaban construyendo en el terreno ubicado en General Frías y Discépolo, para transformarse en el nuevo edificio propio de la Escuela de Educación Técnica Nº 2 “Patricias Argentinas”, están paralizadas por un conflicto entre el municipio y la empresa.

Ayer por la mañana, integrantes del gremio docente SUTEBA, encabezados por su secretaria general Francina Sierra, se reunieron con concejales de la Comisión de Educación, a los efectos de solicitar la elaboración de un pedido de informes, dirigido a la Secretaría de Obras Públicas.

En la oportunidad, los representantes del bloque oficialista Cambiemos no participaron y ahora está previsto un nuevo encuentro entre los ediles, la empresa constructora y funcionarios municipales para el próximo jueves 1.

La cesión del terreno y el compromiso municipal de la construcción fue en julio de 2015, y la comunidad educativa pensaba arrancar el ciclo lectivo 2018 en su propias instalaciones, luego de décadas de alquiler en Lebensohn 126, un edificio en pésimas condiciones.

 

La reunión. Francina Sierra contó ayer a LA VERDAD que “fuimos a exponer las preocupaciones que tenemos respecto al avance de las obras de la Escuela de Educación Técnica Nº 2, que hasta el momento muy relentizada. Algunas cuestiones tienen que ver con el detalle de los plazos previstos para la entrega, sabemos que en principio fueron 18 meses y luego hubo una prórroga, pero no tuvimos más comunicación oficial luego. Queremos saber si hubo más prórroga y cuál es la fecha tope para entregar el edificio”.

“También planteamos a los concejales que hicieran un pedido de informes acerca de los pagos realizados, las supuestas multas que el municipio ha ido cobrando por demoras y que se escuche a la empresa para que exprese su posición”, explicó.

En este marco, aseguró que “nosotros estamos asistiendo a una disputa entre municipio y empresa, que a nosotros como gremio ni a la escuela nos interesa, sino que queremos que la obra sea finalizada y entregada. Si hay problema de dinero, deben resolverlos y no que pague las consecuencias la comunidad educativa”.

 

Otras cuestiones. Por otra parte, la dirigente de SUTEBA resaltó que “otra de las cuestiones que planteamos, que vemos con preocupación, cierto corrimiento que hubo de las autoridades responsables de los edificios escolares, como son las de Infraestructura, que hasta el momento no cuentan con la documentación correspondiente, no tienen acceso a los planos ni a la inspección de los trabajos”. “Esto es importante porque finalmente la habilitación corre por cuenta de la directora de Infraestructura, así que nos  parece que debería estar involucrada en el proceso, lo solicitó en varias oportunidades pero sin tener respuesta de la Secretaría de Obras Públicas que tomó la responsabilidad de esta construcción”, apuntó.

Al respecto, la secretaria gremial dijo que “planteamos nuestra posición: no rescindir el contrato porque no es el momento, sino que hay que negociar para que se termine la escuela. Y si hay que disponer de una partida extra de dinero deberá ser así, porque en este momento las cuestiones económicas deben quedar a un lado y debería ser prioridad para cualquier Gobierno que se entregue el edificio”.

 

Sin presencia oficial. En la reunión realizada ayer por la mañana en el Salón Azul, Sierra detalló que “estaban presentes el bloque de Unidad Ciudadana y el Frente Renovador, sin ningún concejal de Cambiemos. Esta ausencia de por sí dice bastante, y además al no sentarse, no dieron quórum”.

“De todos modos, informamos sobre la situación y los ediles resolvieron llamar a una nueva reunión, a la que asistirán funcionarios de la Secretaría de Obras Públicas y a los responsables de la empresa constructora, para que brinden explicaciones”, anticipó.

 

Actual edificio. “Mientras tanto, quedó planteada la preocupación por la Escuela que se queda un año más en un edificio en pésimas condiciones. Tenemos la complejidad mayor que no hay suficiente espacio para albergar a la matrícula inscripta para el 2018. Seguramente saldrán a buscar un edificio escolar, que pueda prestar un tipo de aula, lo cual representa un retroceso en materia educativa: los alumnos divididos, un director yendo y viniendo y sin integración entre la comunidad educativa”, indicó Sierra.

Al respecto, subrayó que “por supuesto hay que solucionarlo porque nadie puede quedarse sin lugar, pero es un punto más que se suma a un comienzo de año diferente al que esperábamos”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas