Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Picadas, una problemática sin fin

La justicia procesó a un motociclista de 20 años que participaba en una de las llamadas “picadas”, y que ponía en riesgo su vida y la de terceros al conducir por las calles de manera temeraria.

Publicado

el

Pero además, una joven de 20 años presentó lesiones graves cuando, intentando eludir controles y también en el marco de “picadas”, protagonizó un incidente vial del que además participó otra moto cuyo conductor se dio a la fuga.

Lesiones graves culposas
Fue precisamente el domingo cuando por Avenida Roque Sáenz Peña, área céntrica, circulaban un grupo de motociclistas realizando maniobras riesgosas y al advertir la presencia policial, comenzaron a eludirlos y escapar hacia Avenida Circunvalación y directamente hacia el Parque Borchex.
Fue entonces cuando se produjo el roce entre dos motos, una de las cuales terminó impactando contra un árbol y el conductor del segundo rodado se dio a la fuga aunque pudo ser identificado.

Quienes quedaron tendidos en el piso fueron los ocupantes de una Honda CG de 150 c.c. dominio 850 KSI, un joven de 18 años y una mujer de 20. Fue esta última la que se llevó la peor parte.

Con la llegada de personal del servicio de emergencias médicas Intermed, debieron trasladarla al Hospital donde se constató que presentaba una fractura de fémur.

En cuanto al acompañante, solo presentó algunas contusiones, ninguna de gravedad.

Por su parte, el motociclista que escapó, conducía una Honda Tornado y fue identificado. Interviene la Dra. Vanina Lisazo e instruye una Investigación Penal Preparatoria por lesiones graves culposas

Procesado por correr picadas
La justicia tomó una medida infrecuente pero que marca la imperiosa necesidad de poner un límite al peligro que trasladan a las calles de la ciudad, decenas de motociclistas desaprensivos a los que poco o nada les importa atender las normas de tránsito, corren picadas y generan graves disturbios.

Fue en la primera hora de la madrugada del lunes cuando dos jóvenes que se trasladaban en una moto Honda Titan de 150 c.c., a gran velocidad por Roque Sáenz Peña inclusive cruzando semáforos en rojo, pudieron ser interceptados en Jean Jaures y vías del ferrocarril.

Personal de Policía motorizada procedió a identificarlos, constatando que se trataba de dos jóvenes de 20 y 15 años.

El rodado fue secuestrado y sus ocupantes conducidos a sede de Comisaría Primera.

Lajusticia resolvió la entrega del menor a sus progenitores y el procesamiento del conductor por infracción al artículo 193 del Código Penal.

Según lo establece la norma, será “reprimido con prisión de seis meses a tres años e inhabilitación especial para conducir por el doble del tiempo de la condena, el conductor que creare una situación de peligro para la vida o la integridad física de las personas, mediante la participación en una prueba de velocidad o de destreza con un vehículo automotor”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas