Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Pericias psicológicas para el acusado por el homicidio de Camila Borda

José Carlos Varela, bajo estrictas medidas de seguridad, estuvo alojado tres días en la Unidad Penitenciaria 13 y fue sometido a pericias psicológicas y psiquiátricas presuntamente solicitadas por su asesora letrada.

Publicado

el

Restan apenas 39 días para que comience el juicio oral a José Carlos Varela por la muerte de Camila Borda, pero las pericias no se han detenido.
Trascendió que las realizadas durante tres jornadas intensas, respondieron a una presentación de la asesora letrada del detenido, quien intentaría demostrar que su pupilo es inimputable.

Lo cierto es que en un estricto hermetismo e intentado evitar su difusión, Varela fue trasladado desde la Unidad Penal 3 de San Nicolás hacia la ciudad de Junín. Era la primera vez que regresaba al lugar en el que había cometido el más atroz de los crímenes.

Remontándonos en el tiempo, cuando aquel 25 de febrero próximo pasado, vecinos de la quinta ubicada en Avenida Arias al 1550, supieron que habían encontrado el cuerpito sin vida de la pequeña de 11 años y en el mismo lugar al presunto autor, exigían a gritos, piedrazos y hasta incendiando móviles policiales, que les “entregaran” al hombre.

Aquella tarde fue necesario montar un operativo especial y de distracción para sacarlo del lugar, evitando no sólo que lo linchen sino además protegiendo la escena del crimen, esa que ayudará al fiscal entre los días 5 y 7 de noviembre próximo, a sostener su acusación.

El martes, sin violencia mediante, se repitió la actitud aunque ahora por parte del personal del Servicio Penitenciario.

José Carlos Varela había sido trasladado a Junín y fue alojado con especial custodia en la Unidad Penitenciaria 13.

Desde entonces y hasta ayer, le volvieron a realizar pericias. Tanto psicológicas como psiquiátricas. Los mismos profesionales que meses atrás se habían trasladado a San Nicolás, en esta oportunidad lo entrevistaron en Junín.

José Carlos Varela ya está nuevamente en la Unidad Penitenciaria 3, pero en poco menos de 40 días tendrá que regresar para sentarse en el banquillo de los acusados por ser considerado el autor penalmente responsable de homicidio agravado por femicidio.

Mientras tanto, se estaría analizando las medidas de seguridad que resolverá el Tribunal para asegurar el normal desarrollo.

Si bien la sala utilizada habitualmente en los debates orales es la del cuarto piso del Palacio Judicial, no tiene espacio para demasiado público y se presume que habrá mucha concurrencia de ciudadanos. Tampoco cuenta con una disposición adecuada para que haya distancia entre el imputado y familiares y allegados a la víctima.

Trascendió que entre las posibilidades que se analizan, figuraría una mayor cantidad de efectivos de seguridad en el recinto, -posiblemente del Grupo de Apoyo Departamental-, la requisa de bolsos y carteras –situación habitual-, identificación de los presentes y cacheo.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas