Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Regionales

Pergamino: la Corte Suprema ratificó que el agua no es apta para el consumo

Publicado

el

La Corte Suprema de Justicia ratificó que el agua de tres barrios de la localidad bonaerense de Pergamino contiene al menos 18 agroquímicos y, por lo tanto, pone en riesgo la salud humana.

El informe de la Corte fue solicitado luego de que el Juzgado Federal Nº de San Nicolás a cargo de Carlos Villafuerte Ruzo ordenara suspender la aplicación de agroquímicos en cuatro campos que rodean a esos tres barrios de Pergamino, donde vecinos denunciaron graves problemas de salud en niños y adultos.

La decisión de Villafuerte Ruzo estuvo motivada por un estudio de la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Balcarce que determinó la presencia de plaguicidas en el agua muy dañinos para la salud.

No obstante, desde el Municipio pidieron un nuevo análisis a la Autoridad del Agua de la provincia de Buenos Aires que, por el contrario, concluyó en que el agua era apta para el consumo, ya que si bien halló presencia de agrotóxicos, sostuvo que estos estaban por debajo de los parámetros que se consideran riesgosos para la salud.

A raíz de estos resultados dispares, fue que se encomendó un nuevo estudio al equipo de Toxicología de la Corte Suprema de la Nación, que este martes determinó que el agua está contaminada con 18 tipos de agroquímicos, en coincidencia con el INTA Balcarce.

Estos resultados, fueron incorporados al expediente que instruye el juez Carlos Villafuerte Ruzo. En el nuevo informe se aclara que el examen de los especialistas de la Corte se realizó en base a las pruebas líquidas y no sobre los informes ya elaborados que son parte de la causa penal. Es decir, no se efectúo una interpretación de los estudios sino que se evaluaron las muestras de manera integral y con las precisiones que corresponden para estos casos críticos.

En su fallo, Villafuerte Ruzo, había exhortado además al Municipio a que de manera inmediata garantice en los barrios Villa Alicia, Luar Kayard y La Guarida la provisión de agua potable.

Pero el intendente local, Javier Martínez (Cambiemos) sostuvo la semana pasada que «el agua tiene la calidad que indican los códigos alimentarios» en base al estudio de la Autoridad del Agua y juró que en su vivienda toma «agua de la canilla».

Las vecinas que motorizaron las denuncias conformaron la agrupación Madres de Barrios Fumigados de Pergamino, que empezó a activar denuncias y protestas en la ciudad y el 21 de marzo pasado reclamaron ante el Municipio y la Justicia que se declare la emergencia sanitaria.

Además, el fallo del Juzgado Federal de San Nicolás indicó que para las zonas adyacentes a los barrios involucrados, y fuera de los campos donde se restringió la fumigación, se establezca una zona de aplicación a no menos de 600 metros de distancia del ejido urbano. Hasta ahora era de 100 metros por ordenanza.

Desde el Municipio, en tanto, dejaron trascender que trabajan en una nueva ordenanza para endurecer las penas a los productores rurales que incumplan con la norma actual de fumigaciones.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas