Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Pereyra: “Quieren ganar de guapos”

El futbolista del elenco “Aviador”, que en el partido jugado anteanoche por el Torneo Interligas recibió una agresión de un jugador de San Martín de Chacabuco, dialogó con LA DEPORTIVA y se refirió al aberrante hecho que sufrió.

Publicado

el

El pasado martes, precisamente en el encuentro que disputaron San Martín y Jorge Newbery en Chacabuco, correspondiente a la tercera fecha del Torneo Interligas, se vivió un hecho aberrante ya que el jugador del elenco “Aviador” oriundo de Rafael Castillo Sergio Pereyra, artífice de los dos goles del encuentro, cuando faltaban pocos minutos para la finalización del mismo, recibió una agresión que le produjo una fisura en su tabique nasal, lo que derivó a que tenga que ser trasladado en ambulancia.

Vale destacar, que precisamente dicha situación ocurrió luego de un tumulto entre futbolistas locales y visitantes, iniciado por otra agresión a un jugador del equipo de nuestra ciudad. En tanto, el delantero de 23 años ahora deberá aguardar aproximadamente tres semanas para volver a disputar un partido y tendrá que usar una máscara de protección. A su vez, no recibió ninguna comunicación y posterior disculpas, por parte del agresor.

Momento de la agresión. Inicialmente Pereyra se refirió al inicio de los problemas dentro del campo de juego y el posterior momento de la agresión comentando que “en los últimos minutos, los jugadores de ellos comenzaron a pegar porque estaban calientes por el resultado, tal fue así que le lanzaron una piña al pibe Bardon Cernadas, fue a defenderlo Diego Carballo y lo fueron a atacar todos; y por ir a defenderlo a él me pegaron a mi y a otros compañeros. Antes habían agredido a un chico del club y no hizo nada, se ve que esa gente se maneja así. Recibí una agresión de costado en el tabique nasal y no me paraba de sangrar, por eso tuvieron que llamar a la ambulancia que me trasladó de la cancha”.

 

Entró para pegarme. Seguidamente aclaró “el jugador que me agredió entró en el segundo tiempo de defensor, exclusivamente para pegarme. Me la veía venir, pero me imaginaba una patada o un codazo, pero jamás una agresión de esta manera. Lo pudieron identificar y el árbitro lo terminó echando. Ahora me quiero recuperar rápido para volver a jugar”.

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas