Pensando el periodismo - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Junín

Pensando el periodismo

Por: José Luis Amado

Publicado

el

El 7 de junio de 1810 Mariano Moreno fundó el periódico La Gazeta de Buenos Ayres. Ese primer diario era un órgano de difusión de las ideas de la Primera Junta de Gobierno. En esa edición, Moreno escribió: “el pueblo tiene derecho a saber la conducta de sus representantes… El pueblo no debe contentarse con que sus jefes obren bien, debe aspirar a que nunca puedan obrar mal”. Esta tarea que Moreno propuso aún tiene plena vigencia.

Ahora vamos a pensar el nuevo periodismo. El periodismo es la espina dorsal de la democracia. Somos nosotros quienes tenemos la honrosa responsabilidad de legitimar la información y convertirla en comunicación. Somos nada más ni nada menos que los intermediarios indispensables entre el poder y la opinión pública. Pero ocupamos un lugar delicado: tener que mantener relaciones con el público, escucharlo, pero no hacer clientelismo periodístico. Debemos mantener distancias y prudentes cercanías a la vez, tanto respecto de la gente, como de los políticos. De lo contrario puede acontecer una tragedia demagógica. Algo que ocurre cuando los periodistas enuncian lo que las audiencias quieren oír, soslayando la información real. El otro drama es cuando los periodistas se convierten en voceros de los políticos.

En realidad, los periodistas debemos ser como los equilibristas y transitar una cuerda floja y, sin caer, caminar por allí, haciendo el equilibrio justo entre las elites y el pueblo. Nuestro destino es decir cosas que no le gustan a nadie, pero precisas y verdaderas. Independientes de todo.

Ahora existe también lo otro, lo que bajo una pátina de “independiente y denunciativo” manipula la verdad. A eso lo denomino mal periodismo y ese mal periodismo no es inofensivo.

¿Qué es, entonces, hacer buen periodismo? Hacer buen periodismo es reconocer la indisolubilidad entre el rol del periodista y su función social. De manera que un buen periodista es quien puede interpretar la realidad, ofrecer esa interpretación a la opinión pública y, a la vez, orientar la necesidad de transformar la sociedad sin mentir.

Uno de los grandes maestros de este oficio fue Ryszard Kapuscinski, quien en vida fuera reportero desde la adolescencia y candidato al Nobel de Literatura varias veces. Gabriel García Márquez lo llamó “Maestro”. Era polaco, hablaba siete idiomas, cubrió 17 revoluciones y estuvo cuatro veces ante un pelotón de fusilamiento. Escribía, entre otros, para The New York Times y la revista Press lo nombró Periodista del Siglo XX.

Publicó una docena de libros, pero en su obra “Los cínicos no sirven para este oficio”, fue absolutamente concluyente en cuanto a quienes pueden ser periodistas. Allí Kapusinsky explicó que “En nuestro oficio hay algunos elementos específicos muy importantes. El primer elemento es una cierta disposición a aceptar el sacrificio de una parte de nosotros mismos. Es ésta una profesión muy exigente. Todas lo son, pero la nuestra de manera particular. El motivo es que nosotros convivimos con ella veinticuatro horas al día. Este es un trabajo que ocupa toda nuestra vida, no hay otro modo de ejercitarlo”.

Pero también Kapusinsky dejó en ese libro una frase maravillosa que marcó para siempre el oficio de los verdaderos periodistas, “Creo que para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser un buen hombre, o una buena mujer: buenos seres humanos. Las malas personas no pueden ser buenos periodistas”.

La democracia nos necesita trabajando libres, sin condicionamientos para que desde la crítica sana y objetiva hallemos los caminos para un país como el que todos deseamos y como el que todos nos merecemos. El rol que asumimos los periodistas es fundamentalmente el compromiso diario de informar con ética y responsabilidad.

Este 7 de Junio, quienes integramos la familia del periodismo argentino, enarbolando en lo más alto la celeste y blanca de la libertad y la independencia, no debemos olvidar que el objetivo de Mariano Moreno al crear La Gazeta era lograr que la información contenga “La Verdad” para sus lectores.

Todo Chevrolet
Suplementos

Más Leidas