Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Paro docente: pérdida irrecuperable de aprendizaje significativo

Publicado

el

Se cumple hoy el vigésimo noveno día sin clases en Provincia de Buenos Aires, y sin entrar en el debate político gremial, no porque no interese, sino porque taparíamos lo que realmente es dable destacar, que es la perdida irrecuperable que sufrimos como país de horas de aprendizaje significativo, cultural, cognitivo, aquel que permite desarrollo y que voy a utilizar quizás, dentro de mucho tiempo, aquel tiempo de aprendizaje que genera científicos, profesionales, profesores, ciudadanos.

En este sentido, y tomando recursos de actualidad, 29 días sin clases equivalen aproximadamente a 160 horas de aula, son 9600 minutos. ¿Qué podríamos hacer en este tiempo?

Imaginemos poder ver poco más de 100 superclásicos (jugaron 201 veces oficialmente en torneos locales), nos alcanzaría el tiempo para ver las 10 temporadas y 236 capítulos de la serie Friends, para los más jóvenes, usaríamos la mitad del tiempo para ver la serie Lost en Nexflit.

También, podríamos viajar, y así hacer 15 viajes ida y vuelta a Mar del Plata, o mejor aún, recorrer 16000 Km. De ruta Argentina, por ejemplo, desde Junín hasta Misiones (1170), luego La Quiaca (1505), bajamos por ruta 40 a Ushuaia (4319), pasamos por Bariloche (2228), avistamos Ballenas en Puerto Madryn (955) y volvemos mirando el Atlántico nuevamente hasta Junín (1700). Iríamos a ver a Boca (o River) al Mundial de clubes (en auto a 100 Km/H) en Emiratos.

También, es similar al tiempo de duración de un Mundial de futbol, es casi el tiempo que pasa del cobro de un sueldo al otro, es el tiempo de espera desde la fecha de elecciones al ballotage y fue abril en Malvinas.

Un ciclo lunar se da en un lapso aproximado de 29 días durante los cuales observamos las 4 formas más conocidas la Luna nueva, la Luna llena, el cuarto menguante y el cuarto creciente, es un febrero de año bisiesto, es un viernes 23 de noviembre esperando el verano.

Es loco pensar que perdemos todo este tiempo en aprender, en educar pero así es. Imagino entonces que, los estudiantes y los docentes, tienen la desgracia de, cada uno en su rol, haber visto la mitad de superclásicos, de perderse una fase lunar, de no haber dado la vuelta a la Argentina, de saltear un febrero bisiesto y de no reírse a carcajadas con Friends!

MÁS NOTICIAS

Más Leidas