Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Papelón

La Selección no encontró nunca el juego y cayó por 3 a 0 ante Croacia en su segundo partido en el Mundial. Ahora está complicado para clasificar a los Octavos de Final.

Publicado

el

La Selección Argentina dio hoy una muestra más de su bajo nivel individual y colectivo, al caer goleado 3-0 frente a Croacia y quedar dependiendo de un milagro para seguir en el Mundial de Rusia 2018.

Después de un primer tiempo con leve tendencia hacia el conjunto albiceleste, un grave error individual del arquero Wilfredo Caballero le permitió a Ante Rebic definir de volea a los siete minutos del complemento.

A partir de allí, Argentina fue previsible, estuvo nervioso y Croacia aprovechó cada una de las opciones que tuvo de contragolpe para sentenciar la historia y la clasificación a los Octavos de Final.

La calidad de Luka Modric, a los 35 minutos, y de Ivan Kakitic, sobre la hora, decoraron el resultado para los balcánicos, que le dieron un cachetazo inesperado a la Selección argentina.

Esta derrota provoca que Argentina deba esperar una ayuda de Nigeria mañana frente a Islandia, para llegar con opciones a la última jornada del Grupo “D” para poder avanzar a octavos de final del Mundial Rusia 2018.
Argentina jugará el próximo martes a las 15:00 (hora argentina) frente a Nigeria, en el estadio del Zenit de San Petersburgo.

El partido

En la primera jugada profunda y de peligro de Croacia, Argentina quedó con la defensa cerrada, Perisic apareció en libertad por la izquierda del ataque croata (sector de Salvio y Mercado), se metió en el área y sacó un remate cruzado que Caballero desvió magistralmente.

En los primeros diez minutos, las espaldas de los laterales argentinos eran una invitación al ataque croata, con Modric y Rakitic como lanzadores, que sin presión, podían ver y ejecutar la mejor opción.

La pasividad albiceleste motivó que la gente empezara a alentar fuerte a la Selección, y despertó a la Argentina, que en dos jugadas estuvo a punto de abrir el marcador.

Primero, un toque preciso de Enzo Pérez casi encuentra a Messi sin marca en el área chica, pero la “Pulga” no llegó a desviar frente al arquero.

Y enseguida, Salvio le ganó la espalda a Strinic, metió el centro atrás para Agüero que se pasó en la carrera, pero Meza venía por detrás e impactó de primera, aunque Lovren salvó con la pierna derecha en un cruce providencial.

Las dudas en la salida de la Selección volvieron a presentarse como contra Islandia sobre los 20 minutos, cuando Caballero cedió a Tagliafico que quedó de espaldas, presionado por Mandzukic, y recibió una infracción justa.

Argentina volvió a llegar con peligro a la media hora de juego, cuando Tagliafico habilitó al espacio a Acuña, que guapeó y forzó el error entre Lovren y el arquero Subasic, que le dejó el rebote a Pérez de frente al arco, pero definió apurado y afuera.

Rápidamente, Croacia volvió a aprovechar la espalda de Mercado- Salvio con un pelotazo cruzado, donde Mandzukic -zafando de la marca de Mascherano- apareció solo en el segundo palo, se tiró de palomita pero le erró al arco.

El primer tiempo se perdió con un pase largo de Modric para Rebic, que dudó en la definición y perdonó un nuevo desacople defensivo.

El complemento

El complemento volvió a empezar con una Argentina punzante, intensa y volcada sobre el campo de juego de Croacia, que mantuvo su altura defensiva para intentar golpear rápido de contragolpe.

El partido abierto que se había imaginado en la previa ya no era tal, porque se sentía que no estaba cómodo, que era todo improvisación.

Y en ese contexto, llegó el error que rompió un encuentro parejo: Mercado se apoyó en Caballero que, apurado, quiso devolvérsela por arriba pero agarró mal la pelota y se la sirvió a Rebic, que metió una tremenda volea al ángulo para poner el 1-0.

El golpe anímico fue instantáneo, más allá de que hubo un atisbo de reacción por parte de la Selección argentina, e incluso tuvo una chance clarísima para empatar.

Con Higuain en cancha -inexplicablemente por Agüero justo después del primer gol de Croacia-, el “Pipa” llegó al fondo habilitado por Enzo Pérez -uno de los mejores de la cancha en Argentina-, tiró el centro atrás, apareció de frente Meza pero definió al medio y en el rebote tampoco pudo Messi.

Fue una chance clarísima para lo que había sido el partido de la Selección, que se fue apagando con los cambios y con la improvisación para atacar.

Con Messi desaparecido durante la mayor parte del partido, Argentina no tuvo conducción, no tuvo liderazgo futbolístico y estuvo paralizado.

Sin plan trabajado, sin saber si buscar por arriba o por abajo a la defensa de Croacia, Argentina esperó que una individualidad lo salvara.

Los ingresos de Pavón y Dybala por afuera no fueron la solución al problema, porque para ese entonces Argentina ya estaba golpeada.

El primer contragolpe certero de Croacia llegó sobre los 35 minutos, cuando Modric tuvo tiempo y espacio para tomar la mejor decisión, encargó a Otamendi y sacó un derechazo bárbaro que se clavó contra el palo izquierdo de Caballero.

En tiempo de descuento, Croacia volvió a agarrar mal parado a la Argentina -¡Messi terminó defendiendo dentro de la medialuna!- Rakitic exigió un rebote corto de Caballero y Kramaric se la cedió al mediocampista del Barcelona para anotar el tercer tanto y calificar de papelón albiceleste.

Nizhni Novgorod, 21 junio (Especial para NA) — Esta es la síntesis del partido que la Selección argentina perdió 3 a 0 frente a Croacia, por el Grupo D del Mundial de Rusia.

SINTESIS

Argentina (0): Wilfredo Caballero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Eduardo Salvio, Javier Mascherano, Enzo Pérez, Maximiliano Meza, Marcos Acuña; Lionel Messi; y Sergio Agüero. DT: Jorge Sampaoli.

Croacia (3): Danijel Subasic; Sime Vrsaljko, Domagoj Vida, Dejan Lovren, Ivan Strinic; Marcelo Brozovic, Ante Rebic, Ivan Rakitic, Luka Modric, Ivan Perisic; Mario Mandzukic. DT: Zlatko Dalic.

Goles: ST: 7m Rebic (C), 35m Modric (C), 45m Rakitic (C).

Cambios: ST: 9m, Gonzalo Higuaín por Agüero, 10m Cristian Pavón por Salvio, 11m Andrej Kramarić por Rebic (C), 22m Paulo Dybala por Pérez (A), 36m Mateo Kovacic por Perisic (C), 46m Vedran Corluka por Mandzukic (C).

Árbitro: Ravsham Irmatov (Uzbekistán).

Estadio: Niznhy Nóvgorod.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas