Seguinos en
LT20 Radio Junin

Nacionales

Panaderos en «emergencia»

Reclaman una respuesta del Gobierno por las elevadas tarifas y la caída del consumo.

Publicado

el

En medio de una dura crisis que golpea al sector por las elevadas tarifas y la caída del consumo, panaderos de todo el país volvieron a advertir sobre el estado de emergencia que viven y aseguraron que cientos de locales cerraron en el último año.

En ese contexto, la Federación Argentina de Industrias de Pan (Faipa) anunció el estado de emergencia del sector por no poder afrontar el pago de los servicios de luz, gas y agua, por la agobiante presión tributaria, y la dolarización de las materias primas.

«El sector no da más y el Gobierno no nos da ninguna respuesta. Desde el Gobierno no nos atienden porque creen que es más fácil ir al silencio. La situación está difícil pero nosotros estamos unidos», aseguró el vicepresidente de la Faipa, Martin Petrocelli.

Según el sector, son alrededor de 800 las panaderías que cerraron en el último tiempo, y más de 200 en suelo bonaerense. «Nos declaramos en emergencia para llamar la atención de las autoridades», dijo el integrante de la Federación Panaderil bonaerense, Emilio Majori, quien apuntó a los locales informales y que no pagan impuestos. «Hoy yo no puedo vender el pan a menos de $70 y hay lugares que lo venden a $35 porque están colgados de la luz y no tienen controles», agregó.

Para la Federación, las ventas han bajado en el país entre el 30% y el 35%, dependiendo de la provincia. «A la gente no le alcanza el dinero. Dependemos del cliente que va todos los días y nos ayuda a que sigamos trabajando, y es muy difícil», señaló el titular de la Faipa, Miguel Di Betta. Y aseguró que si dentro de treinta días no reciben una respuesta del Gobierno, la industria tendrá otra acción que será cesar el pago impositivo y salvaguardar la fuente laboral.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas