Palabras de Vida - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Junín

Palabras de Vida

María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel.

Publicado

el

Evangelio según San Lucas 1, 39-56

María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: «¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor».

María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, porque él miró con bondad la pequeñez de tu servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz». Porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo! Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temen. Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón.

Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y de su descendencia para siempre». María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa.

Reflexión del Padre Pablo Vallés
Hoy la Iglesia celebra la Solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen María. Con esta celebración los católicos profesamos la fe de que la Virgen María fue elevada al Cielo en cuerpo y alma por el poder de Dios. La Madre de Dios comparte con su Hijo Jesucristo la gloria del Cielo en cuerpo y alma. Y esto es así por varias razones. En primer lugar porque el mismo Jesús se lo prometió a sus apóstoles al decirles: «En la Casa de mi Padre hay muchas habitaciones…Yo voy a prepararles un lugar… para llevarlos conmigo, a fin de que donde yo esté, estén también ustedes.» (Jn 14, 1-3)

En segundo lugar porque María le creyó a Dios y se dejó modelar por Él, por ello su prima le dice: “Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor». María no llegó a la santidad por sí misma, sino que ella reconoce que la obra es de Dios: “Él miró con bondad la pequeñez de su servidora… el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas”.

María es humilde y servicial, se olvida de ella misma que está embarazada para ir a atender las necesidades de su prima que también está embarazada y la acompaña hasta que da a luz. La presencia de María y de Jesús produce alegría en los presentes porque María trae al Salvador. Dios premia a María con la Gloria Eterna porque ella supo ser la primera discípula y seguidora de su Hijo Jesús. En esta Solemnidad también celebramos que lo mismo que Dios hizo en María lo puede hacer en nosotros, y que también estamos invitados a compartir junto a ella y su Hijo el mismo destino Eterno.

Lee también: Palabras de Vida

————————————-

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Más Leidas