Osvaldo Giapor: la cara del fomentismo en Junín -
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Junín

Osvaldo Giapor: la cara del fomentismo en Junín

Presidente de la Federación y de la comisión de su barrio, Prado Español, hace casi cincuenta años que trabaja por el bien común de los vecinos.

Publicado

el

El nombre de Osvaldo Giapor está enlazado con el fomentismo juninense: desde hace casi 50 años, este carpintero de palabras fuertes, solidario y comprometido, se desenvuelve en el terreno de la solidaridad barrial, para que cada vecino, cada día, tenga un mejor lugar en el mundo.

Hoy es su día. Y Osvaldo reflexiona así: “Este día lo celebramos a partir del resurgimiento de la Federación, que había casi desaparecido y los fomentistas volvieron a reflotarla, presentando una nota en el Concejo Deliberante para que ese día tan emblemático, el 5 de diciembre, fuera de festejo para todos”.

Como cada año, los fomentistas de todos los barrios de la ciudad se encontraron anoche, en una cena que compartieron en las instalaciones del Club Rivadavia. “La pandemia nos alejó, por eso la tarjeta ahora decía ‘Cena del reencuentro’. Ahora que nos deja, volvimos a encontrarnos para hablar de nuestra ciudad”, detalló.

“Esta familia tan rara que tienen los juninenses, esta gente que se amarga y preocupa para que cada barrio de la ciudad crezca, son los fomentistas, y pudimos volver a encontrarnos”, agregó.

En síntesis, para Giapor “los fomentistas somos la cara visible de cada uno de los barrios, y su trabajo es muy especial, lleno de sacrificios pero también de amor por el prójimo y el vecino, con ganas de tener un lugar mucho más lindo para cada habitante”.

“La ciudad creció y los fomentistas hicieron un esfuerzo tremendo para que eso suceda”, aseveró.

LOS INICIOS

A nivel personal, el presidente de la Federación cuenta que hace casi 50 años que está dedicado a la tarea fomentista. “Llegué a esto para agradecer a unas vecinas lo que hicieron por mi mamá que estaba internada. Se juntaron entre ellas para hacer la comida y cuidarla. Yo no sabía cómo agradecer, así que cuando me invitaron a participar de las reuniones en Prado Español, acepté, porque la devolución estaba haciendo el bien”.

“Así agarré el fomentismo como agradecimiento a lo que habían hecho estas mujeres del barrio Las Morochas”, remarcó, y dijo: “Antes se trataba de un grupo de vecinos que arreglaban las veredas con la pala, hoy ya no es así”.

En el barrio Prado Español todas las obras se hicieron a través de consorcios. “La sociedad de fomento conformaba estos grupos, para que los vecinos hicieran su aporte y pudieran llevarse a cabo. De esa manera, por ejemplo, llegamos a poner 117 columnas de alumbrado, con los vecinos pagando cada mes”.

“También hicimos así muchísimas cuadras de agua corriente, y tanto la provisión de caños como la perforación, lo hacíamos en conjunto con Obras Sanitarias. Hoy esto no es posible. Cuando empezamos con el gas en los ’90, teníamos que poner todo y no nos daban nada, sino al contrario nos cobraban y una vez colocado en el piso, pasa a ser propiedad municipal. Además, la Municipalidad cobra un canon a la empresa por el uso de esos caños que nosotros pusimos y compramos”, reflexionó finalmente.

——————————————————-

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Más Leidas