Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Oscar D´Annunzio, su fallecimiento 

Se había iniciado en la actividad gráfica en distintos medios locales y regionales y, en los últimos años de su vida, antes de la jubilación, se desempeñó como tipógrafo e impresor en LA VERDAD.

Publicado

el

Si bien su salud se había deteriorado en los últimos meses, el fallecimiento del señor Oscar D´Annunzio acaecido ayer motivó profunda consternación entre los que pudimos apreciar su hombría de bien.

De carácter jovial, “El ronco” como lo llamábamos quienes tuvimos la oportunidad de frecuentar su trato tenía la simpleza de un niño y la bondad de quienes no tienen dobleces en su forma de actuar. Su apariencia hosca no permitía vislumbrar la integridad y predisposición hacia quienes requerían su ayuda. Nunca tenía el no a flor de labios, cuando se trataba de dar una mano y ayudar a quien se lo requiriera.

Se había iniciado en la actividad gráfica en distintos medios locales y regionales y, en los últimos años de su vida, antes de la jubilación, se desempeñó como tipógrafo e impresor en LA VERDAD.

Constituyendo un recodado “equipo” con Modesto Ferreira, Reynaldo Ricci, entre otros, no supo de desmayos cuando el compromiso para que el diario estuviera impreso en hora y en forma lo requirió. Así fue como su forma de ser y decir, dicharachero y jovial, lo definió como un amigo sin dobleces y, aquellos épocas de la impresión “en caliente” lo tuvieron como un pilar junto a Norberto Fernández, el “virus” Vargas, su hermano Edgardo y muchos más, que desarrollaban el “arte” de componer las páginas en plomo “leyendo de revés”.

Quienes ingresaron al mundo de la tecnología digital, desconocen esa vida bohemia, caracterizada por las tareas nocturnas, que conllevaban mucho de amicalidad, más allá del compromiso laboral propiamente dicho.

 En el plano deportivo, fue un apasionado del boxeo, llegando a constituirse en un jurado de excepción, en épocas de oro del pugilismo local.

 El fallecimiento de Oscar D´Annunzio ha provocado un vacío que será imposible de llenar. Por sobre todo, por su forma de ser leal y honesta.

Sus restos serán trasladados hoy, a las 11.30, al Complejo Crematorio Peumayén tras el velatorio que se cumple en la sala de Supervisores Ferroviarios.

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas