Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Oro en Yachting: El primer festejo fue con un juninense

 Nicolás Schwindt, actual entrenador del Club Náutico San Isidro, no dudó en tirarse al agua y ser uno de los primeros en llegar a la embarcación y saludar a los medallistas Santiago Lange y Cecilia Carranza Saroli, que consiguieron el primer oro de la historia del yachting argentino.

Publicado

el

El juninense Nicolás Schwindt, actual entrenador del Club Náutico San Isidro, no dudó en tirarse al agua y ser el primero en llegar a la embarcación y saludar a los medallistas Santiago Lange y Cecilia Carranza Saroli que consiguieron el primer oro de la historia del yachting argentino al adjudicarse la competencia en la categoría Nacra 17 en los Juegos Olímpicos que se están disputando en Río de Janeiro, Brasil.

Nicolás, que fue timonel y entrenador del Club Náutico Junín, estaba mirando y alentado desde la costa junto a la familia de Cecilia y cuando vio que fueron los ganadores no dudó en arrojarse al agua y nadar hasta ellos para saludarlos y festejar el éxito obtenido.

LA DEPORTIVA consultó a Schwindt sobre lo que significaba esta medalla de oro, destacando que “los dos son unos trabajadores incansables, esto significa muchísimo, es histórico lo que lograron es muy muy groso; los esfuerzos fueron increíbles, teniendo en cuenta también que Santiago venció un cáncer el año pasado.

En los días previos más cerca de la competencia tuvieron que hacer muchísimo mas esfuerzo que los demás para poder llegar al nivel”.

Con respecto a si los medallistas habían estado en Junín dijo que “Cecilia competía en la Laguna en la Clase Laser, ella es del Yacht Club Rosario y Santiago estuvo en el Náutico Junín cuando se hizo un Gran Prix”.

Al preguntarle sobre como hizo para llegar a la embarcación expresó que “fue uno de los momentos más emocionantes de mi vida y eso hizo que cometa la locura de nadar hasta el barco de Ceci y Santi y festeje con ellos y sus hijos.

No formo parte del equipo pero me tocó vivir bastante de cerca el proceso. Pasé de un estado de tristeza muy grande a emoción incontrolable cuando pensé que se quedaban sin el oro”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas