Seguinos en

Locales

Once robos fueron cometidos en 24 horas

Desde el domingo y hasta ayer, se conoció una seguidilla de hechos configurados por robos y hurtos en distintos sectores.

Publicado

el

Hurtos, escruches, ingresos a domicilios y arrebatos en la vía pública se suceden sin descanso por los barrios de la ciudad, en una ola delictiva que preocupa tanto a autoridades como a los vecinos.

Entre las últimas horas del domingo y ayer, se conocieron al menos once casos de robos y hurtos, en casos de distinta gravedad y pérdidas materiales como consecuencias.

Algunos de los casos trascendidos son los siguientes:

Escruche
En horas de la madrugada, un vecino alertó al 911 que la puerta de una vivienda ubicada en calle Brasil al 50 se encontraba abierta y rota.

Los efectivos policiales constataron que habían ingresado delincuentes, y tras dar con la propietaria, identificada como Zara Ester Márquez, confirmó que el día anterior alrededor de las 22 se había ausentando de la casa, dejando todo cerrado en forma correcta.

Los delincuentes se apoderaron de una suma de dinero en efectivo, un DVD, una notebook, entre otros objetos de valor.

Otro más
Por otra parte, también se produjo un robo durante horas de la madrugada en una vivienda ubicada en Possio y San Lorenzo. Su propietario, Rodrigo Martín Romero, se había ausentado poco después de la medianoche y al regresar alrededor de las 2, constató que delincuentes habían ingresado por el portón del garaje.

Según comprobó luego, el faltante eran dos televisores LED de 42 y 32 pulgadas, y además habían adulterado el cableado de una moto Yamaha, como preparada para ser llevada del lugar.

Ingreso
Irma Carmen Bellome, de 79 años, se encontraba en su casa de Vicente López y Planes al 300, cuando en horas de la madrugada ingresaron dos sujetos con el rostro cubierto, le maniataron las manos y con violencia, le sustrajeron dinero en efectivo, dos anillos tipo alianzas y una cadena de oro con dijes. Luego, se dieron a la fuga por calle 9 de Julio, en dirección hacia Posadas, caminando.

La mujer sufrió escoriaciones en el pómulo derecho y en la nariz, hematomas en ambas muñecas, consideradas lesiones de carácter leve.

En un comercio
También un comercio fue el centro de acción de los delincuentes. Un vecino alertó a la policía que en el negocio ubicado en Belgrano 99, denominado RIA, la puerta de ingreso se hallaba abierta sin empleados a la vista. Al lograr ubicar a una empleada, se constató que había sido forzada y que había un faltante de dinero en efectivo.

Otro ilícito
Además, se produjo otro ilícito en el local de venta de ropa “Anabela”, en Gandini 108, donde personal policial notó que la puerta de ingreso había sido dañada y faltaban prendas del interior, además de dinero de la caja.

En una despensa
Antes de cerrar las puertas el lunes, un solitario delincuente ingresó en una despensa ubicada en calle Emilio Muñiz a pocos metros de Azcuénaga.

El sujeto se hizo pasar por cliente y de pronto extrajo de entre sus ropas un filoso machete con el que amenazó al comerciante, exigiendo la entrega del dinero. Se apropió de toda la recaudación de la jornada, a cara descubierta aunque en el lugar se cuenta con cámaras.

En construcción
Por otra parte, se constató un hurto en una obra en construcción ubicada en Libertad y General Paz, de donde desconocidos sustrajeron una pava eléctrica, dos palas Guirardi, tres cucharas espátulas, un alargue de 15 metros con zapatilla blanca, una cinta métrica, una masa y una lata conteniendo clavos ganchos.

El celular
El propietario del comercio ubicado en Almafuerte 1513 se encontraba atendiendo, cuando dejó su teléfono celular sobre el mostrador para dirigirse al sanitario. Al regresar, constató la desaparición del mismo.

De un auto
También, un cliente que se encontraba en el kiosco ubicado en Marrul y Bentancour pudo divisar a dos jóvenes que se desplazaban a bordo de una moto, quienes se apropiaron de un monedero que se encontraba en el interior de un vehículo estacionado en el lugar. A pesar de ser advertida la maniobra, pudieron darse a la fuga.

Una bicicleta
Un joven de 18 fue derribado de la bicicleta en la que se trasladaba en inmediaciones de Ruta 188 y Ricardo Rojas, cuando sujetos que se movilizaban en una moto lo empujaron para robarle el rodado.

Más comercios
El lunes, casi finalizando la jornada laboral, también ocurrió un robo en la despensa ubicada en Emilio Muñiz 1121, entre La Plata y Azcuénaga. Su propietario se encontraba atendiendo cuando ingresó al lugar un sujeto de alrededor de 1.70 m. de altura , robusto, tez morena, de entre 25 y 30 años, quien lo amenazó con una cuchilla para exigirle la recaudación guardada en la caja.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas