Observaciones dominicales: Está difícil
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Opinión

Observaciones dominicales: Está difícil

Escribe Adolfo De Gracia

Publicado

el

Efectivamente, cada día que transcurre se agrava la incidencia de la Pandemia en nuestras vidas. Si bien ello no ocurre por lo que pasa en Junín, dado el propio agravamiento de sus contagiados, sino por lo que pasa en el resto del País y del Mundo.

Sus consecuencias menos deseadas son varias, entre ellas el desempleo que crece casi imparable y sus resultados son nefastos. Un dato muy significativo y que pareciera imposible que sucediera, es el cierre de varios hoteles.

Esos comercios prestaban sus servicios a turistas, a viajantes, o a familiares que venían a visitar a sus parientes, entre tantos otros ejemplos. Y por si eso fuera poco, hay algo que es inhumano que suceda: Que los abuelos esperen a la intemperie para cobrar sus jubilaciones.

Pero lo que ocurre en las diversas ramas del trabajo, parecía imposible que sucediera también en otras actividades, tales como los casos de Inmobiliarias, de Técnicos y Profesionales de la Construcción, que ante la retracción de sus respectivas posibilidades, el trabajo les ha disminuido a valores insospechados. Y como a ellos, también a otras decenas de empleos y profesiones en las mismas y preocupantes situaciones. Y lo que es peor es que no se percibe que se produzca un cambio en la situación, en un tiempo mas o menos breve.

¿Qué corresponde hacer entonces? Es muy difícil la respuesta a tal interrogante, pero hay algo que sí es muy importante que hagamos a pesar del parate generalizado en casi todas las actividades que se desarrollan cuando los tiempos son normales, y es cuidarnos al máximo para evitar que el coronavirus no nos ataque y nos encuentre desprevenidos ante su presencia indeseada. Se está hablando de que en Argentina se empezará a fabricar una vacuna originaria de Oxford y parece exitosa en la inmunización contra la pandemia, es una muy buena noticia entre tantas de las otras.

Hasta que no se ponga en venta esa vacuna, es fundamental que cumplamos a raja tabla con las indicaciones que diariamente nos indican el Gobierno y los profesionales de la Salud que lo asesoran, para no caer en las redes de la letal enfermedad. En el respeto y acatamiento a esos consejos, va nuestra vida. Sería muy tonto de nuestra parte creer que a nosotros no nos puede pasar.

En Latinoamérica hay países más pequeños y con menos población que Argentina, pero con estadísticas de fallecimientos y contagiados mucho peores que acá, por eso no hay que dormirse sobre los laureles. Al contrario, debemos multiplicar los recaudos para que no nos pase lo mismo.

Tampoco debemos dejarnos llevar por el miedo, la angustia o la desesperación. Debemos ser extremadamente precavidos, eso no lo pone en duda nadie, pero no hay que desesperar y en cambio se debe actuar con total acatamiento a las medidas que nos indican las autoridades para que en la Argentina, la Pandemia no sea tan afrentosa.

Vaya nuestro afectuoso saludo al Personal de Salud, que se juega la vida para cuidarnos.

Más Leidas