Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Opinión

Observaciones actuales: Una de las zonas más fértiles del mundo

Contemplé asombrado a centenares o miles de hectáreas, hasta el horizonte, cubiertas de trigo y de maíz.

Publicado

el

Escribe Adolfo De Gracia

El Miércoles pasado tuve que viajar a Teodelina por la ruta 65. Hacía varios años que no realizaba ese recorrido. Tuve oportunidad de participar, como Inspector de Obra, en la construcción del tramo de la Ruta 65 comprendido entre Junín y el límite con la Provincia de Santa Fé, en las cercanías de la población santafesina de Teodelina, allá por la Presidencia de Arturo Frondizi, años 1961/62.

Siempre admiré el prodigio que significó la construcción del ramal ferroviario de penetración desde un puerto de ultramasr, San Nicolás, a una parte muy importante de las zonas más fértiles del mundo, como es la de Pegamino-Rojas-Junín. Ese ramal Ferroviario, llegó a Junín el 3 de Febrero de 1885, por obra y gracia de la visión comercial de la empresa británica constructora del mismo. Hoy, desgraciadamente, se encuentra como desaparecido, sin poder cumplir con la importantísima tarea para la cual fue construído

Ese Miércoles pasado contemplé asombrado a centenares o miles de hectáreas, hasta el horizonte, cubiertas de trigo y de maíz. Infinidad de empresas agrícolo-ganaderas al costado de la ruta, en la entrada a los pueblos, silos para el almacenaje de las cosechas, maquinarias agrícolas modernas a la espera del momento de levantar los sembrados. Y volverán a circular por las rutas centenares de camiones cerealeros transportando, repletos,los granos cosechados.

Y todo ese increíble crecimiento económico tiene lugar a pesar de los malos gobiernos que venimos teniendo, también, desde antigüa data.

¿Cómo sería hoy este prodigioso Páis si hubiésemos tenido Gobernantes con la misma visión que tuvieron los Ingenieros Ingleses al construir, hace 134 años, un ferrocarril desde un puerto de Ultramar, San Nicolás, hasta los fértiles campos de Junin y su Zona de influencia. Pareciera que ningún político, desde la Presidencia de Frondizi hasta hoy, hubiese recorrido ese trayecto de la ruta 65 y tomado conciencia del formidable crecimiento económico operado en la región y que sus ojos le estaban mostrando.

Se espera, ilusionadamente, que el nuevo Presidente asuma con decisión la tarea de trabajar en pos del bienestar de la ciudadanía, para terminar de una vez y para siempre, con el continuo malestar que soporta la Argentina a causa, justamente, de desdichadas conducciónes políticas. Para ello,el nuevo Presidente tiene a su disposición miles de hectáreas de campos con una riqueza excepcional.

Alberto Fernández está dando señales alentadoras. Esperemos que no defraude nuestras esperanzas como ocurrió con la prometida “POBREZA CERO” de Macri.

SUPLEMENTO EDICIÓN DIGITAL

MÁS NOTICIAS

Más Leidas