“Nunca hubo menos de 60 muestras diarias”, dijo Carolina Cristina
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Junín

“Nunca hubo menos de 60 muestras diarias”, dijo Carolina Cristina

Explicó las tareas que se cumplen en el CIBA de la UNNOBA y la coordinación con otros centros.

Publicado

el

Por Redacción Grupo La Verdad

La demanda de trabajo creció notablemente en el Centro de Investigaciones Básicas y Aplicadas (CIBA) de la Universidad Nacional del Noroeste, con el avance de la pandemia y desde marzo de este año el flujo de requerimiento fue exponencial con el aumento de análisis requeridos. Admitieron que nunca hubo menos de 60 muestras diarias para analizar, entre otras cuestiones.

“El trabajo es constante. Tiene días que es un poco más y otros afloja un poquito”, explicó la licenciada Carolina Cristina.

Explicó que “hoy otras formas de hacer diagnostico además de la PCR. Se están haciendo mucho test de antígeno, tanto en Junín como en otros partidos de la región, y eso ayuda a que no nos desbordemos en el CIBA”.

“Estamos preservando la PCR para situaciones más específicas y en las que no se puede reemplazar”.

A su vez, la doctora Cristina destacó “el trabajo conjunto entre instituciones de salud y nuestro centro” lo que es esencial a la hora de conseguir mejores resultados cuantitativos.

Cuello de botella
Cristina admitió que “estuvimos en un cuello de botella en la primera ola pero no había otros métodos diagnósticos para salir adelante”.

Señaló que “hoy, además del test rápido de antígeno que hacen el Municipio, el Hospital y la Provincia, al igual que los hospitales de Lincoln y Alem, nos han bajado mucho la carga de muestras. También en algunos de ellos hacen la PCR isotérmica, el método del neo kit, que también nos aliviana el trabajo”.

De todas formas, “hay situaciones en las que no se puede reemplazar por otro método, como por ejemplo si un paciente tiene que ser trasladado a un centro de salud de mayor complejidad a otras ciudades. Lo propio ocurre para los casos de personas fallecidas y para las muestras enviadas a centros metropolitanos como el Instituto Malbrán y Gutiérrez, quienes necesitan el valor de PCR cuantitativa”.

Los resultados
En cuanto a la demora en el resultado de la PCR, Carolina Cristina indicó que “adentro de laboratorio, una vez que está en procesamiento, tarda unas 4 o 5 horas, pero todo lleva un seguimiento de la muestra, desde la derivación al hospital, de allí al CIBA y ahí se hacen varias tandas de extracciones. Después se larga la PCR y todo demora más. Allí se informa nuevamente al hospital, que lo carga en el sistema de vigilancia. En tanto, el test rápido, el de antígeno, está siendo muy efectivo”.

La pandemia
Sobre lo que está dejando la pandemia en todo este tiempo, la profesional dijo que “es increíble cómo hemos crecido, nos hemos relacionado, como se ha visto que todo el sistema científico del país se ha puesto al hombro la posibilidad de dar respuesta en la pandemia. Seguimos con nuestros técnicos, profesionales y becarios trabajando todo los días y estamos muy exigidos pero crecimos y aprendimos. Hoy tenemos muchas capacidades con las que no contábamos y hay que verlo como un beneficio para el sistema científico”.

“Hubo después de la primera ola un momento en el que estuvimos más tranquilos y así nos sentimos, pero nunca dejamos de procesar. Nunca hubo menos de 60 muestras en el laboratorio en un día. Hoy tenemos la experiencia, sabemos cómo movernos, como manejarnos. Resolvemos urgencias que antes no podíamos y estamos más preparados”, finalizó diciendo.

Más Leidas