Nueva sangre miura - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Deportes

Nueva sangre miura

Pamela Rodriguez, Yamila Boudet y Flavia Calderón, integrantes del equipo de rugby femenino del club juninense, le contaron a LA DEPORTIVA sus sensaciones luego del debut en el torneo oficial de UROBA.

Publicado

el

Pamela Rodríguez, Yamila Boudet y Flavia Calderón.

El rugby femenino es una realidad en el club Los Miuras que sigue sumando jugadoras luego del debut en el torneo oficial de la Unión de Rugby del Oeste de Buenos Aires, donde obtuvieron dos victorias y un empate.

En diálogo con LA DEPORTIVA, Pamela Rodríguez, capitana del equipo, Yamila Boudet y Flavia Calderón, subcapitanas, contaron detalles del debut en la competencia y de su incorporación a este deporte en Los Miuras.

¿Por qué comenzaron rugby?

Pamela: Siempre fue un deporte que me llamaba la atención pero como en Junín no había para mujeres no había tenido la oportunidad de probar esta actividad. Cuando me enteré que se estaba llevando adelante este proyecto no dude ni un segundo en sumarme. En la vida si las oportunidades se presentan no hay que dejarlas pasar”.

Flavia: “Era algo que quería probar hacia bastante tiempo y cuando se lanzó el proyecto en el club, un amigo me aviso y me acompaño al primer entrenamiento, porque yo ni sabía dónde estaba el club, (risas)”.

Yamila: “Me gusta hacer mucho deporte. Creo que hace mucho tiempo me daba intriga cómo sería el rugby de mujeres. Me puse muy contenta cuando me enteré que el club que me vio crecer sumaba este deporte, sabía que no me podía perder la oportunidad de estar ahí y poder experimentar esa adrenalina”.

¿Que encontraron en el club y cómo se armó el grupo?

Pamela: “Este proyecto se inició de la mano de Erica Slame, compañera que vino desde Tucumán donde ya jugaba. Al llegar acá y ver que no había rugby femenino no dudo en poner primera para empezar a formar lo que hoy conocemos como el primer equipo oficial de mujeres de Los Miuras. El club nos dio el lugar y el apoyo para poder desarrollar este proyecto. El grupo se fue armando de a poco, las valientes fuimos llegando, donde para muchas de nosotras era algo nuevo. Hoy en el equipo tenemos nenas, adolescentes y adultas. La verdad que ya somos como una familia. Aprovecho para invitar a sumarse a nuestro equipo, sin importar la edad, si sabes o no jugar, solamente basta tener ganas de aprender y de pasarla bien”.

Flavia: “Compañerismo sobre todo, desde el principio tuvimos todo el apoyo por parte de los chicos de Primera, que hasta ahora nos siguen ayudando con los entrenamientos y para que sigamos creciendo con el equipo. El grupo se fue formando de a poco con el boca a boca, chicas que se iban enterando por alguna amiga o por hermanos que ya se encuentran en el club, se iban sumando para probar y les fue gustando”.

Yamila: “Encontré mi segunda familia, verlo progresar en cada paso que da me gusta mucho. El grupo se forma porque somos todas novatas por completo en el juego y no existe prejuicio alguno sobre nosotras mismas y eso está bueno. El grupo es hermoso, muy buena gente y sobre todo que somos muy compañeras, nos ayudamos todas”.


El equipo femenino de Los Miuras que debutó en el torneo de UROBA.

¿Practicabas otro deporte?

Pamela: “En lo personal si, ya habrán visto mi carita en el ámbito del fútbol, es algo que me encanta y que hoy por hoy extraño y mucho. Pero bueno, el día tiene 24 horas y por cuestiones de horarios laborales no podemos hacer todo. Como dije se me dio la oportunidad de hacer algo que siempre quise, así que disfrutando de esto. Me costó porque de rugby no sabía absolutamente nada, pero si hay predisposición y ganas se puede aprender lo que sea”.

Flavia: “Practico otro deporte. Como sigo con el otro, no puedo decir que hubo un cambio, lo que sí es algo nuevo para mí ya que el otro deporte que practico es individual, no tenía experiencia en deportes en equipo y fue toda un desafío en cuanto a adaptación”.

Yamila: “Hago hockey en el mismo club, arranque en el 2007 a los 10 años, desde entonces represento al club y llevo los colores a todos lados. Cuesta más porque el seven es mucho físico, se corre más, la cancha es otra, los golpes son distintos, nunca jugué con botines, es todo un desafío para mí”.

¿Qué te resultó más fácil y que más difícil del rugby?

Pamela: “No podría definir que fue más fácil y que más difícil, quizás algunas cosas no salen más rápido y otras nos cuesta más. Lo más importante fue tener compañeras con experiencia que ayudan constantemente a las que recién nos estamos iniciando. Trabajo en equipo siempre. Eso hace que el proceso de aprendizaje sea mucho más fácil, además de tener un DT y un cuerpo técnico que nos ayudan y acompañan en todos los sentidos. ¡Imposible no aprender!”.

Flavia: “Fácil, nada. Jaja (risas). Es agarrar un deporte desde cero, como todo cuesta, pero de a poco vamos aprendiendo en equipo y eso es lo importante”.

Yamila: “Fácil creo que nada o muy poco, iniciamos de 0, desde dar un pase a tacklear o como limpiar un ruck y todos los días aprendemos algo nuevo. Admiro a los profesores tienen un amor por el rugby y al club que lo transmiten muy bien. Se nota mucho la pasión y lo que significa estar al frente de nosotras, sin dudas es un proyecto hermoso y más sabiendo que somos los primeros en llevarlo a cabo”.

¿Cómo fue el debut en la competencia y como análisis tus primeros partidos?

Pamela: “El debut quizás era algo lejano, o quizás era nuestra visión ya que como dije el 80% del equipo está conformado con chicas que nunca jugamos, pero al pasar los días, con mucho trabajo y sacrificio personal como en equipo pudimos llegar a esa jornada del debut. A destacar que “Fatia”, que estaba a cargo de la dirección técnica, confió desde un principio en el potencial que teníamos, cada día era un ánimo constante, motivándonos, alentándonos a que nosotras éramos capaces de lograr lo que quisiéramos. Le funcionó”.

Flavia: “Teníamos muchos nervios. Si bien los entrenadores nos prepararon con todo, la mayoría del equipo éramos nuevas, además de tener esa cosita de que nos enfrentábamos a equipos con más experiencia que el nuestro”.

Yamila: “El torneo comenzó muy bien, ganamos 2 partidos y empatamos 1. Es algo que todavía no creemos, ser nuevas y obtener esos resultados quiere decir que vamos por buen camino”.

¿Te imaginabas que iban a terminar invictas la primera jornada?

Pamela: “Sabía que nos merecíamos dar un buen papel, entrenar bajo el sol, la lluvia, el frío, entregando todo siempre tenía que dar sus frutos. Sin ponernos presión ya habíamos ganado, haber logrado nuestro debut más allá de lo numérico que dijera el marcador ya era un triunfo para nosotras. Igualmente haber ganado dos partidos y empatado uno le da otro gusto a la primera presentación oficial del plantel de rugby femenino de Los Miuras. Nos volvimos con una sonrisa de oreja a oreja y muchísimo más motivadas pensando en seguir entrenando para mejorar, teniendo la mente ya en la próxima fecha el 18 de abril que va mos a jugar en Lincoln”.

Flavia: “La verdad que no. Un poco por los nervios, otro poco por la falta de experiencia; pero bueno, sorprendimos a los rivales y a nosotras mismas. Ahora no tenemos que quedarnos solo con eso y tenemos que seguir entrenado para obtener más”.

Yamila: “No, la verdad que no (risas). Nunca pensamos que íbamos a terminar invictas, fue algo muy loco. En la previa del primer partido nos pusimos en mente divertirnos dentro y fuera de la cancha, sea cual sea el resultado. Puedo decir que empezamos con el pie derecho y la verdad que terminar así nos anima a seguir creciendo como personas y como grupo”.

¿Qué te gustó del rugby y cómo imaginas tu futuro en este deporte?

Pamela: “Del rugby me gusta todo, es un deporte que quizás muchos sólo ven que son golpes, pero es mucho más que eso. Si alguien quiere probar y no se anima, yo les digo que lo intenten que no se van a arrepentir. El futuro depende de lo que hagamos hoy, pero me gusta más centrarme en el presente, disfrutar, divertirme, el tiempo dirá para que lado me llevará todo esto. Lo que si me gustaría seguir contribuyendo para que esta disciplina, al igual que pasó con el fútbol, pueda seguir creciendo”.

Flavia: “Los valores. Es un equipo humano dentro y fuera de la cancha. Disfruto de cada entrenamiento, de aprender de nuestros entrenadores siempre un poco más, solo espero poder seguir así por mucho tiempo”.

Yamila: “La calidad de la gente que hay en él, que suma y no resta, que todos vamos para el mismo lado, el apoyo que tenemos por parte del plantel de Primera división, de los chicos y demás, nos da mucha fuerza saber que no estamos solas. Por ahora no pienso en el futuro, vivo el día a día, dejo que el tiempo me sorprenda, lo que si tengo es una meta y es formarme como jugadora y así poder traernos la copa a casa”.

Más Leidas