Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Nacionales

#NoSomosExcusa para legalizar el aborto

El mensaje preelectoral de las mujeres de las villas.

Publicado

el

Las familias de la villa Rodrigo Bueno anticiparon el Día de la Madre para enviar un mensaje a los candidatos antes de las elecciones: «No somos excusa. Que no nos quieran usar para esta ley. Las mujeres pobres no desechamos a nuestros hijos», afirmaron para rechazar el uso de la pobreza como justificación para legalizar el aborto.

El Barrio Rodrigo Bueno alberga a casi 5 mil vecinos y es uno de los más postergados de la Ciudad de Buenos Aires, muy cerca de Puerto Madero. Este sábado 19 de octubre, anterior a las elecciones, las vecinas organizaron el evento «#NoSomosExcusa» para derribar el mito de que las «mujeres pobres» necesitan el aborto legal.

Miriam y Aixa desde un escenario sencillo afirmaron con orgullo: «Que no nos quieran usar para esta ley (del aborto). Las mujeres pobres no desechamos a nuestros hijos. Ser mamá es un regalo que no tiene precio» y advirtieron: «No caigamos en el cuento de que con la ley del aborto están defendiendo los derechos de la mujer. La mujer tiene derecho sobre su cuerpo. Pero no a descartar a un ser humano por venir. Defendamos nuestros derechos, pero pidiendo por una mejor calidad de atención en los hospitales públicos, por una mejor infraestructura e insumos en los mismos, por más acompañamiento tanto médico como psicológico a las mujeres embarazadas».

En el marco de la última semana antes de las elecciones, el mensaje quiere llegar a la clase política. De hecho parecía responder a Alberto Fernández, el candidato presidencial con más chances, quien sostuvo en el primer debate que «hay que tender a la legalización, porque así les vamos a dar oportunidades a las mujeres pobres». Pero también se dirige al oficialismo. Es una práctica usual en los centros de salud de la Ciudad que cuando llegan embarazadas les ofrezcan, antes que nada, hacerse un aborto, excusándose en la «Interrupción Legal del Embarazo». Por eso la vecinas recalcaron, en cambio, la importancia de una mejor atención en los hospitales y de una mejor educación para saber cuidarse.

Aixa, una de las oradoras, tiene 20 años. «Cuando hablan, comentan y exigen para las mujeres al aborto, nosotras decimos que no somos excusa, ni por vivir donde vivimos ni por ser de bajos recursos» dijo, reclamando con voz propia lo que muchas activistas del aborto afirman, arrogándose la representación de las mujeres en situación vulnerable. “Es tan hermoso que el cuerpo de una mujer pueda dar vida, por eso no queremos que digan que una por ser de bajos recursos, tenga que abortar”, reclamó.

Por su parte Mariana, apodada “la Turca”, se puso como ejemplo: «Mucha gente me habló para que abortara a mi hija, y no lo hice, la tengo conmigo. Hoy tiene 20 años y es lo que más amo en la vida, la luz de mis ojos». Agregó: «Acá las mujeres no mueren por aborto, mueren del corazón, por diabetes, así que no somos excusa de las que creen que tienen derecho a decidir por la voz que todavía no fue escuchada». Miriam, la otra oradora, fue aún más clara: Hace 20 años que vivo acá y nunca escuché que ninguna chica se haya muerto por un aborto. Acá mueren por otras cosas». El reclamo fue claro: No quieren que en los hospitales se aborte en su nombre, quieren que mejore la calidad de atención para las mujeres, que pierden la vida por otras causas.

Pasado el mediodía la gente del barrio se acercó para compartir juegos, mates, charlas y música. Mientras los más chiquitos pintaban un mural para valorizar su derecho a vivir en el «Rincón del Arte», un stand de odontólogos daba charlas sobre el cuidado dental. El grupo de cumbia “A precio de sangre” musicalizó la tarde y “Los Infernales de Güemes” marcaron el ritmo al balet folklórico local “Rodrigo Bueno”. También plantaron entre los vecinos un lapacho, para simbolizar a los niños que nacieron y crecen en la villa. Es un gesto que se instaló en la Villa 31, después se extendió a La Cárcova y ahora llegó a la Rodrigo Bueno.

El evento contó con el apoyo del colectivo «Unidad Provida» integrado por más de 150 organizaciones que acompañan a mujeres con embarazos en riesgo y difunden la cultura celeste, como ¿A dónde vas?, Frente Joven, Latinoamérica por las 2 Vidas, Citizengo, La Merced Vida, Artistas Argentinos por las 2 Vidas, Buena Data, Faro Films y Sembrar Valores.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas