Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

No se descarta una pista de tierra para que el Aeródromo Junín vuelva a estar operativo

“Es algo que parece lamentable para el siglo XXI, pero es la única solución que hay”, dijo ayer al Grupo La Verdad, Luis Casartelli. Esta semana podría haber novedades al respecto.

Publicado

el

En su reciente paso por la ciudad, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal desestimó la posibilidad inmediata de reparar la pista del Aeródromo local, inactivo y clausurado desde abril de 2012, al sostener que “la prioridad está puesta en acompañar a la gente en este momento difícil”.

El de la pista del Aeródromo es un tema que forma parte de la agenda política de la ciudad desde hace seis años, con varias alternativas surgidas pero jamás concretadas.

Los dichos de la Gobernadora en nuestra ciudad descartaron de plano que la Provincia pueda aportar los millonarios fondos que se requieren para poner en condiciones la pista del Aeródromo y Junín vuelva a ser un centro regional de aeronavegación y un punto estratégico en cuanto a vuelos sanitarios.

“Hoy la prioridad está puesta en acompañar a la gente en este momento difícil. Entiendo que el Aeródromo, tal como me transmitió el Intendente, es un proyecto de muchos años en Junín, pero también tenemos que definir prioridades”, le dijo Vidal a La Verdad.

De tierra, en el siglo XXI
Luis Casartelli, uno de los referentes históricos del AeroClub Junín se refirió esta semana a la cuestión planteada por la Gobernadora e hizo un repaso de los últimos dos años, los que coinciden justamente con la llegada de Cambiemos al gobierno de la provincia de Buenos Aires.

“Vino el Secretario de Infraestructura de la Provincia en su momento y se llevó una sorpresa desagradable. El prometió que la obra se iba a hacer para volver a poner a Junín en su status como pista, mientras que por otro lado el proyecto que existía anteriormente era menor y solo para poder poner la pista en funcionamiento”, recordó ante los micrófonos de LT 20 Radio Junín.

“El de Junín es un Aeródromo que está dentro del área del ORSNA (Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos). Este hombre se fue, la cosa quedó en la nada y volvimos a hacer un proyecto para tener al menos una pista de tierra de la que nosotros nos íbamos a hacer cargo económicamente junto con un grupo de amigos del AeroClub”, expuso seguidamente.

“Hace unos dos meses el ORSNA mandó a uno de sus ingenieros a ver si el proyecto anterior que teníamos nosotros se podía llevar a cabo. La persona llegó, revisó la pista y se llevó el proyecto. Se tienen que hacer unos trabajos de medición para ver si el proyecto puede prosperar, cosa que todavía no sabemos”, amplió Casartelli.

Tras la visita reciente de Vidal a Junín y sus declaraciones sobre la pista, el entrevistado advirtió que “la única solución que nos queda es que siga corriendo el proyecto menor que se puede financiar con el ORSNA o seguir con el proyecto de la pista de tierra para que el Aeródromo vuelva a caminar…la semana que viene nos vamos a juntar con gente de la Municipalidad para ver cómo va el tema con el ORSNA. De no haber novedades, pondremos toda la artillería para reflotar la pista de tierra. Es algo que parece lamentable para el siglo XXI, pero es la única solución que hay”.

Y completó: “Entiendo que cada uno mide las prioridades desde su lado. Yo trabajo con los vuelos sanitarios y cuando uno tiene que trasladar un órgano lo ve de otra manera. Entre miércoles y jueves de la semana que viene sabremos si vamos con la reparación del ORSNA o si vamos con la pista de tierra”.

¿Se pudo hacer algo?
Sobre principios del mes de mayo, este mismo diario publicó la opinión del arquitecto Fidel Sánchez, quien como profesional fue parte de la construcción de la pista sobre mediados de la década del 70. ¿Es un capricho o realmente no hay plata?, se preguntó Sanchez, quien entre otras cosas argumentó que “el proyecto de pista de aterrizaje está en marcha; pero, está recontra observado por distintos entes que intervinieron, y ninguno dijo nada, o es un capricho, o no hay dinero en la Provincia para resolver una cuestión que no tiene nada de raro, es simplemente para la Provincia una propina: ese es el costo real”.

En el mismo sentido, el profesional apuntó que “la pista de aterrizaje que ya lleva más de cinco años de cierre, debido al deterioro de la capa asfáltica (que no era tal) y que podría haberse arreglado haciendo un buen bacheo, sellando fisuras y cortando el pasto en banquina de la misma. A partir de los numerosos pedidos, nunca escuchados, de los ex intendentes Miguel y Meoni que podrían haber cambiado la historia de la pista de aterrizaje, fueron muchos los que gestionaron en las innumerables oficinas de los distintos ministerios de la Provincia. Alguien al menos podría haber hecho algo, todas hasta ahora fueron un fracaso las gestiones. En su mayor esplendor, el aeroparque recibió vuelos de un Gloster – en emergencia porque perdía combustible de un tanque suplementario-, birreactores, aviones, helicópteros pertenecientes a distintos ejecutivos y entes oficiales que llegaron para operar en las distintas empresas del Parque Industrial y de la región”.

Y profundizó su interrogante inicial: “Yo pregunto a los juninenses (que ya casi somos 100.000 habitantes) si nos interesa que la pista de aterrizaje funcione. Es una de las mejores construidas por la sub base que tiene y por la mezcla de materiales pétreos que posee”.

Sin novedades
A principios de enero de este año La Verdad tuvo una entrevista con la diputada provincial Laura Ricchini, quien hizo referencia a cómo se trabajaba entonces y qué posibilidades existían de que Junín tenga otra vez operativo el Aeródromo.

“Desde que iniciamos la gestión nosotros hemos estado trabajando con el Intendente para que la obra del Aeródromo se incluyera dentro del presupuesto provincial. Más allá de esto tratamos de no quedarnos con eso y desde la Legislatura hemos aprobado la ley de Participación Público Privado que nos permite que un privado pueda realizar en conjunto con el Estado provincial la inversión y llevar a adelante la obra”, explicó Ricchini entonces.

“Ya había un proyecto de repavimentación cuando nosotros ingresamos al Gobierno. El proyecto estaba aprobado pero desde la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) y el ORSNA habían marcado algunos detalles en señalética y luces. Comenzamos con este proyecto pero entre 2015 y 2016 se modificaron muchísimas variables que permiten que un aeródromo sea volable y comercial. Para que un privado invierta tenemos que convertir el Aeródromo de Junín en un aeródromo comercial. Esto abriría las puertas de Junín a diferentes ciudades y al turismo, por eso redoblamos los esfuerzos. El año pasado hablamos de unos 18 millones de pesos solo para la pista, pero tenemos que pensar también en hangares, en una torre de control y el la colocación de tanques para cargar combustibles. Estamos hablando de un costo elevado”, especificó al comenzar 2018 la diputada del PRO en Cambiemos.

Esta semana, mediante un contacto telefónico, la legisladora hizo saber a este medio que todavía “no existen novedades” al respecto, por lo que no se ha logrado avanzar en el tema.

“La ley quedó reglamentada en la Provincia en estos días. El anteproyecto para presentar ante los entes aún no está terminado, una vez que lo esté vamos a enfocarnos en conseguir el financiamiento”, declaró Ricchini este viernes a La Verdad.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas