No se descarta un paro del campo si se aumentan las retenciones - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Radio Junín
Radio Junín

Junín

No se descarta un paro del campo si se aumentan las retenciones

Desde CARBAP aseguraron que desde muchas rurales de base propusieron cesar la comercialización.

Publicado

el

La guerra del Gobierno de Alberto Fernández con el sector agropecuario está alcanzando uno de sus puntos más calientes. Mientras que desde el oficialismo se ratifica cada vez que las retenciones son el camino para abastecer de recursos al Estado, los productores no descartan realizar una medida de protesta.

Horacio Salaberry, dirigente de CARBAP, dialogó con Grupo La Verdad y contó: «En muchas rurales de base se mandaron notas donde se propone que en caso de que no se solucione el tema retenciones hacer un cese de comercialización. Eso se va a evaluar depende de cómo van las negociaciones con los Diputados y Senadores a través de la Mesa de Enlace».
A su vez, el entrevistado dijo: «El espíritu del productor es de diálogo, pero cuando termina trabado y sin avanzar en lo que son reclamos legítimos, se pueden tomar medidas de fuerza. Uno se puede sentar en una mesa pero si no aparecen soluciones se empiezan a agotar las condiciones. La Mesa de Enlace va a tener otra reunión en estos días con el Gobierno para avanzar en lo que son las modificaciones de las retenciones».

«El productor que sembró lo hizo con unas características, y en el medio de la cosecha prevista para abril se les cambiaron las reglas de juego y se aumentó casi un 10% más las retenciones. Es complicado cuando uno no tiene previsibilidad», agregó.
Según él, «el Poder Ejecutivo puede llegar a incrementar hasta el 33% las retenciones sobre la soja», que ya tiene «un diagnóstico muy difícil con una pérdida de cosecha si no se producen lluvias estos días».
«El Presidente habló de una actualización por tipo de cambio. El problema es que la soja, cuando se colocó el Decreto valía 390 dólares y ahora 330, hay una depresión de casi el 20% del peso, y a eso hay que agregarle todo el componente inflacionario en los costos. Esto hace que la rentabilidad del sector se vea resentida. Los insumos del sector son dolarizados y el incremento achicó también ganancias. Esto, más la pretensión de tres pesos, achica mucho más la posibilidad de ganancia», manifestó.

Sobre las consecuencias que esto puede llegar a tener, sentenció: «Esto tiene un efecto desincentivador para las inversiones. El campo aporta más de 15 mil millones al año en inversión en cada cosecha y ciclo productivo ganadero, lechero y agrícola. El esfuerzo que se hace en Vaca Muerta con el petróleo tiene una inversión de 5 mil millones».

Esfuerzo
En esta misma línea, Salaberry admitió que «el campo se comprometió a hacer un esfuerzo conjuntamente con otros sectores», aunque apuntó: «No vemos que aparezcan por ahora, como el petrolero, bancario, energéticos, de servicio, que también tienen capacidad de hacerlo. Ayer se eliminó el impuesto a la renta financiera y al que produce se le agrega el impuesto».
«Cuando se sacaron las retenciones al trigo y al maíz, esos productores terminaron pagando un impuesto a la ganancia mayor y casi compensaron el valor de las retenciones que se sacaron. Ese es un impuesto claro, donde tributa el que gana», añadió.

Suplemento Día del Arquitecto
Todo Chevrolet
Librería Rucci

Más Leidas