Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

No sabe de imposibles: Juan Policastro corrió 110km en un día

El atleta que compitió en Villa Yacanto de Calamuchita, dialogó con LA DEPORTIVA sobre la carrera que llevó a cabo. Además recordó sus inicios en el deporte y comentó sus próximas competencias.

Publicado

el

Se llevó a cabo en Villa Yacanto de Calamuchita una carrera de ultra trail sobre una distancia de 110 kilómetros, el juninense Juan Policastro estuvo presente y tardó 25:05:56, llegó en la posición 135° en la general y 52° en su Categoría.

El atleta dialogó con LA DEPORTIVA y con respecto a esto mencionó: “Te agarran bajones durante la carrera, pero cuando estaba cerca y veía que lo vas a lograr, tenía que superar eso. Aparte tenía una motivación que era la medalla para mi hija Uma de 4 años. El objetivo era ese y no podía abandonar”.

LA CARRERA

En cuanto a la carrera contó: “Al principio estaba tranquilo, bien, tenía un poco de miedo por el primer corte, teníamos que hacer 25km en 5:30:00 horas, en llano parece fácil, pero en montaña con 1200 metros de nivel era medio áspero. Mi intención era hacerlo en 3:30:00 horas y lo hice en 2:30:00. Pero empecé a jugar el papel de la gastroenteritis, cuando pasa eso el cuerpo empieza a decaer, pierdo minerales y fuerza”.

Además agregó: “Después fuimos para el lado de Champaquí y empezó a hacer frío, entre 10 y 12 grados bajo cero, la mayoría lo sentíamos en los dedos más que nada, en el resto del cuerpo no. Hacía mucho frío, había mucho hielo. Llegué al 42km, en los puestos no había mucha hidratación y comida, eso me jugó en contra, más allá de lo que yo tenía en la mochila. Seguí sin comer hasta el kilómetro 72, ahí lo pude hacer. Al principio las bananas, las barritas de cereal estaban congeladas, al igual que los geles se. Ahí pude levantar el ánimo y la fuerza”.

SEGUIR

Debido a que es una prueba con muchos obstáculos, al ser consultado si en algún momento quiso abandonar, expresó: “No podía dejar porque estaba en el medio de la nada, si me quedo ahí pasan los días y todavía estoy allá, nadie me va a ir a buscar, son distancias muy largas. No es accesible para los vehículos. El hecho de abandonar no está, podés correr lento, pero no abandonar. El frío se hacía sentir mucho, pero yo pensaba que si me quedaba ahí era peor. Estaba muy fastidioso”.

LO HARÍA OTRA VEZ

Sobre si volvería a hacer la carrera indicó que “sí, me quedó algo pendiente, mi intención era hacerla en 18 horas. Arranqué bien y creo que en 16 o17 horas lo hubiese logrado. Pero tengo revancha, así que sí, lo volvería a hacer. El año que viene volveré y más que nada voy a disfrutar. Lo principal es tener buena cabeza, no es ir a renegar con la naturaleza, es ir a disfrutar más allá del frío, calor o que haya piedras y cosas que perjudican al cuerpo, sino disfrutar eso”.

PREPARACIÓN

Al preguntarle sobre la preparación para esas distancias manifestó: “Para esas carreras, si bien acá no hay montañas, hago muchas variantes, corro sobre la tierra, caminos rurales y ando en bicicleta. En la Laguna de Gómez entreno dentro del agua, voy al gimnasio y hago cinta elevada”.

PRÓXIMAS COMPETENCIAS

Por último destacó sus próximas competencias: “Estas carreras el costo es alto por el alojamiento. Ir con compañeros los gastos se dividen, pero me gustaría volver a hacer los 30km que se hacen en septiembre. Pero está en Mendoza y los costos son altos. Después terminar el año con los 42km de Villa La Angostura que no me importa tanto los kilómetros, sino la naturaleza. Veo las fotos y es impresionante. En lo personal lo que me alimenta a mí es la naturaleza”.

INICIOS

Por otro lado, Juan Policastro recordó sus inicios en el atletismo: “Siempre jugué al fútbol, entrené para eso, pero las lesiones se empezaron a ser más seguidas y llegó un momento en que dije basta. Jugaba con una peña, todos los sábados. Me metí en el gimnasio a fortalecer los músculos y darle una distracción más importante al cuerpo”.

Luego continuó contando: “Amigos atletas me invitaron a correr y a mí las carreras de calle no me gustan. Siempre me gustó la montaña desde chico y buscando en internet, vi la del Cañón del Atuel y cuando observé el paisaje me encantó, quedé enamorado, lo convencí a un amigo y fuimos. Hace menos de un año, empecé en septiembre a correr. Arranqué con 21km, después 42km, 80km que no lo pude completar, hice 50km, y finalmente los 110km”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas