Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

“No me doy cuenta que soy un privilegiado”

El jugador de Sarmiento se refirió a la permanencia que logró junto al equipo, el agónico gol que convirtió, los festejos posteriores, el trabajo realizado por el técnico Caruso Lombardi y les dejó un mensaje a todos los hinchas.

Publicado

el

Escribe: Mario Nicolás Uhalt

El excelente gol de Sarmiento ante Olimpo, convertido por Renzo Spinaci, no sólo significó nada más ni nada menos que el triunfo y la permanencia en Primera División de la institución sino que también, fue muy emocionante para el autor del mismo y todos los hinchas del “Verde”, por diferentes circunstancias que se entrelazaron en dicho momento. Ya que el jugador, que en la semana iba a ser titular y finalmente ingresó a disputar al cotejo desde el banco de suplentes, para luego convertirse en héroe en el último minuto, es oriundo de nuestra ciudad y un hijo pródigo de las divisiones formativas del “Verde”.

Tal es así, que el mediocampista, que luce la casaca número 5 dentro del campo de juego, comenzó a los cuatro años a jugar en la escuelita de fútbol del club, fue pasando por todas las inferiores, donde logró coronarse campeón en dos ocasiones en los torneos de A.F.A y luego dio el gran salto al profesionalismo de la mano de Sergio Lippi en el año 2013. Asimismo, fue el único futbolista juninense que estuvo dentro del estadio “Roberto Carminatti” el pasado fin de semana.

El mismo, que cumplió un sueño y pasó a ser parte de la historia grande de Sarmiento, fue actor principal de una definición por la permanencia, que pareció ser sacada de una película. Porque si bien el equipo cumplió con el objetivo tan anhelado desde cuando comenzó la pretemporada, también pasó momentos complicados, donde en varias fechas se ubicó último en los promedios y terminó en una lucha casi mano a mano con Argentinos Juniors. El joven jugador visito la redacción de LA DEPORTIVA y tuvo un intenso mano a mano.

Situación particular. “Estuve toda la semana previa al partido entrenando como titular, confiaba en que iba a jugar contra Olimpo,  porque estaba con ganas y se dio que el técnico decidió por otra cosa el día anterior. Caruso había parado el quipo en la práctica que hicimos en Bahía Blanca y no me puso, obviamente me sorprendí porque no me lo había dicho. No me gustó, estaba caliente porque tenía muchas ganas de jugar. Cuando terminó el entrenamiento se acercó a mí, me pidió perdón, me dijo que se había portado mal porque lo tendría que haber hablado conmigo antes, pero yo le dije que no había problema y quedó ahí. En lo único que pensaba era que salgan bien las cosas y que terminemos todos festejando”.

Partido contra Olimpo. “Estábamos con muchos nervios y ansiedad, es algo difícil pelear el descenso, particularmente es la primera vez que me toca, la verdad que es feo esperar hasta el último partido. La cabeza tratábamos que mantenerla en nuestro trabajo, porque sabíamos que si Argentinos le ganaba a Rafaela iba a depender de nosotros, así que no queríamos pensar en eso. Igualmente, los que estábamos en el banco cuando recién empezó el partido y Argentinos hizo el gol, nos enteramos enseguida y por eso se hizo muy largo el partido, la tuvimos bastante complicada”.

Resultado en contra. “En el entretiempo los chicos que estaban jugando, se enteraron del resultado de Argentinos Juniors y salieron a jugar el segundo tiempo con mucha presión, porque sabían que teníamos que meter un gol para no ir a un desempate. Encima el partido estaba muy complicado para nosotros, noté que los jugadores de Olimpo tenían muchas ganas de ganarnos”.

Respecto explícitamente al partido que disputó Atl. Rafaela ante el conjunto de La Paternal, el jugador dijo que “como futbolista no imagino a alguien que vaya para atrás. Rafaela tuvo un año difícil, no es que estaban haciendo una gran campaña y en el último partido cambiaron, creo que fue el rendimiento que ellos tuvieron a lo largo del torneo. Obviamente nosotros teníamos pensado que le iban a hacer mucha más fuerza, que podían aunque sea rescatar un empate para que a nosotros no se nos complique tanto”.

Ingreso a la cancha. “La verdad que los que estábamos en el banco y entrábamos en calor sufrimos bastante porque Olimpo nos llegaba por todos lados y la teníamos difícil. Sabíamos que Argentinos ganaba dos a cero e iba a hacer muy difícil que Rafaela empate. Primero  Caruso hizo los cambios con Diego (Cháves) y Kevin (Mercado) con la intención de ir a buscar el resultado. Después, faltando diez minutos para que termine el partido, me llamó y sentí que se nos podía escapar porque sino hubiera puesto otro delantero, me puso para equilibrar el medio y que no nos lleváramos una decepción, porque si nos convertían y perdíamos, no había ni siquiera un desempate”.

El gol histórico. “Sabía que quedaba poco, que era una de las últimas jugadas y cuando saca el lateral ´Giulle` (Cosaro) me iba a acercar, pero pensé que ya el partido se terminaba. En el momento que Diego (Cháves) se da vuelta y empieza a encarar, sentí la obligación de acompañarlo porque recién había entrado, ya que el resto de los chicos estaban fusilados. Él fue avanzando, lo acompañé, seguí la jugada, miré para mi derecha, me di cuenta que no tenía nadie y le pegué el grito para pedírsela. La definición, fue algo que se dio en el momento y por suerte salió bien”.

Seguidamente dijo que “el festejo del gol fue algo soñado, cualquiera lo desea o imagina. Estaba muy contento, le veía las caras a mis compañeros y no podía creerlo. Sabía que el partido se terminaba e íbamos a jugar un desempate y obviamente esta semana la íbamos a pasar muy mal, nerviosos y Argentinos iba a estar mejor de la cabeza que nosotros. Por eso, las sensaciones fueron un montón, además fue el primer gol en Primera, por eso fue una locura, como en un cuento y me tocó a mí, más no puedo pedir”.

“Se me pasó por la cabeza mi familia que estaba en la cancha, los compañeros que se quedaron acá en Junín, los que quedaron afuera del banco, hicimos un esfuerzos enorme estos meses. No se nos dio antes, no merecíamos llegar a la última fecha sufriendo, pero que se de así, se disfruta muchísimo más. Los minutos posteriores, no se pasaban más, ellos se vinieron desesperados todos al área a buscar el empate, tuvieron dos centros más, porque se jugó un minuto más. Habíamos hecho lo que teníamos que hacer y teníamos que aguantar”. Concluyó respecto al gol convertido.

Festejo interminable en el vestuario.“En principio me quedé en la cancha, porque me hicieron una nota para la televisión. Pero cuando llegué al vestuario mis compañeros me empezaron a ovacionar y estaba muy feliz. Más que nada por verlos a ellos tan alegres disfrutando el triunfo y porque fue un desahogo muy grande. Después estuvimos cantando y el técnico se mando una de las suyas, con un show bastante particular (risas), pero obviamente estábamos todos disfrutando y festejando”.

Regreso victorioso. “Volvimos festejando, recordando cosas del partido y hablando en general de todo lo que habíamos pasado en las últimas fechas. Primero pasamos por la Fuente del Milenio, donde había gente esperándonos, muchos autos y después fueron para el club. La verdad que la gente se portó muy bien con nosotros, más que nada por la hora que se hizo. Me pedían fotos y cuando escuchaba mi nombre no lo podía creer, quería quedarme ahí festejando, es un momento único para mí. Trato de caer pero por ahí no me doy cuenta que soy un privilegiado, por el momento que estoy pasando, porque no muchos lo tienen, por la manera que se dio”.

Pasó a la historia grande. “Es muy reciente, pasó muy poco tiempo y uno trata de pensarlo, pero no me lo imagino como me van a recordar dentro de unos años. Trato de disfrutarlo con mi familia y amigos porque sufren más que nosotros. Es algo único lo que me pasó, pelear un campeonato es otra cosa, esto se vive con otra adrenalina, porque sabes que podes perder la categoría o jugar un desempate, que hubiera sido un sufrimiento bárbaro. Es un hecho importante, estoy muy agradecido y ojalá la gente lo recuerde”.

Festejo juvenil. En relación al festejo de los jugadores oriundos de nuestra ciudad, tras lograr la permanencia en la máxima categoría del fútbol argentino, Renzo expresó que “estamos identificados, hace muchos años que estamos juntos y la verdad que tenemos una relación bárbara, tanto en los entrenamientos como fuera del club, estábamos muy contentos, lo disfrutamos mucho con los grandes también, pero entre nosotros tenemos un sentimiento especial. Ojalá que Sarmiento siga estando en Primera por muchos años, que el club siga así y se mantenga donde se merece estar. Nos tocó se parte de este grupo a varios chicos de Junín y obviamente se nos va a recordar, pero espero que sigamos estando en Primera por muchos años, estemos nosotros o no, porque la institución se lo merece”.

Los técnicos. “Caruso Lombardi es siempre de la misma manera, pero tiene su momento donde se pone serio, trabaja como corresponde, se encarga de lo suyo y lo hace muy bien. La verdad que tuvo una gran parte en este logro, lo mismo que el cuerpo técnico anterior, que fue el que armó el plantel, Sergio Lippi venía de hacer las cosas muy bien en el club, por eso siempre va a ser recordado y es una lástima que le haya tocado irse de la manera que le tocó, pero sabemos el fútbol es cambiante, estábamos en un momento de urgencia y el primero que se va es el técnico. Nosotros también lo recordamos.

Caruso hizo su trabajo de la mejor manera, vino para sacarnos de esta situación, lo logró y ahora está en los dirigentes analizar que es lo que le conviene al club. El grupo está contento y ellos tomarán la decisión si lo mejor para Sarmiento es que siga Ricardo o buscarán otra alternativa”.

Balance del torneo. “Terminamos sufriendo por demás, hicimos méritos para salvar la categoría antes, el equipo demostró carácter y personalidad en momentos complicados, jugamos partidos donde no sumamos lo que merecíamos. Se me vienen muchos a la cabeza, ni hablar el partido con Tigre, donde tuvimos muchísimas situaciones de gol y ahí se terminaba todo. También contra Independiente, Godoy Cruz y San Lorenzo. El equipo por momentos tuvo buen juego y nos faltó terminar de meterla, era lo que muchos nos cuestionaban y eso nos hizo sufrir. No recuerdo un rival que nos haya superado mucho, siempre estuvimos ordenados, prolijos, intentando y solamente nos faltaba el gol”.

Mensaje al hincha.“Les voy a estar agradecido por todo el cariño que me están demostrando en estos días. Nosotros sufrimos a la par de ellos, tanto los que somos de acá como los de afuera la pasamos mal. Les agradezco por acompañarnos, apoyarnos y obviamente tienen que seguir así para el año que viene, porque vamos a seguir peleando para que Sarmiento siga en Primera”.

Amistad con el “Pocho”. El jugador mantiene una relación amistosa con el actual delantero de San Lorenzo Ezequiel Cerutti, es por ello que una vez consumado el logro de permanecer en la elite del fútbol argentino, dialogó con el “Pocho” y contó que “estaba muy contento porque él también siente el club. En su momento, se puso mal cuando las cosas no nos salían y estaba siempre pendiente de nosotros. Ahora está feliz, obviamente de forma doble porque también me tocó a mí, ya que nos conocemos hace muchos años, somos íntimos amigos y tenemos una gran relación”.

Grito de Cháves. Luego de aguantar la pelota contra la línea lateral y dejar a varios jugadores en el camino, el uruguayo Diego Cháves le cedió la pelota a Renzo Spinaci y le gritó que convierta el gol. Ante esta situación, el jugador anteriormente mencionado explicó que “en ese momento me dijo ´hacelo pendejo`. Fue muy loco porque es un segundo y pasaron muchas cosas, el grito de él, la definición y esperar que entre la pelota”.

Tapa Deportiva. Respecto a la Tapa que salió publicada el pasado domingo en La Deportiva, donde se encuentra el futbolista oriundo de nuestra ciudad festejando el gol del triunfo ante Olimpo con el título “REnZO de Primera´, el mismo dijo que: “la vi el domingo, compré el diario y me lo guardé. Me gustó mucho la tapa de La Deportiva por el título que tiene y la foto. No me lo imaginaba, hacer el gol en la última jugada del partido, cuando estábamos a minutos de jugar un desempate y al otro día agarrar el diario y estar en la tapa. Es un sueño”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas