Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

“No era un asesino, era una persona que se desequilibró emocionalmente”

Esther Thagón habló de su hermano, Fabián, quien el 22 de mayo pasado buscó a su ex pareja, la esperó en calle 25 de Mayo entre Cabrera y Bernardo de Irigoyen, cuando ella llegó le disparó con un arma de fuego, se dirigió a su domicilio y terminó con su vida.

Publicado

el

AGRAVIOS

Universidad Siglo 21

Si bien hasta el momento ningún familiar del hombre había expuesto tal situación en los medios de comunicación, horas atrás, Esther Thagón acompañada por el abogado de la familia, Dr. Gustavo Bergia Guzzi, hablaron con La Verdad.
Lo primero que quiso mencionar la mujer fue quería “rechazar todos los dichos que la Sra. Luciana Dinardi viene exponiendo públicamente en medios nacionales y locales con el fin de agraviar el buen nombre y la persona que ha sido en vida el mi hermano
Fabián”, que murió “en un hecho trágico”.
Esther Thagón destacaó que era falso que Dinardi haya estado diez años casada con Fabián como viene diciendo públicamente. Ellos se habían casado en el año 2016, que fue cuando comenzaron a convivir”.

DESESPERACIÓN Y DESEQUILIBRIO

Duras fueron las acusaciones de la entrevistada al señalar que “Luciana Dinardi cometió una serie de hechos aberrantes en contra de Fabián, que lo llevaron a la desesperación y al desequilibrio emocional”.
El Dr. Gustavo Bergia Guzzi, aclaró que previo al suicidio , “había denuncias radicadas tanto en sede penal como civil y del juzgado de familia”, para recordar que las tramitaciones se habían iniciado desde el mes de marzo próximo pasado. “Todo lo que
manifiesta Esther -continuó-, está denunciado en fiscalía. Tanto por Fabián como desde la empresa y por uno de los socios”.
Al relatar la sucesión de hechos que, entiende la hermana de Fabián Thagón, desencadenaron en aquel final del 22 de mayo pasado, sostiene que “en el marzo de este año, Fabián supo que su esposa le era infiel y mantenía una relación paralela desde hacía al menos varios meses, frente a lo cual entró en un cuadro de angustia que lo llevó a un intento de suicidio, el cual según él mismo manifestó en la Justicia habría sido inducido por Luciana Dinardi”.

FALSA DENUNCIA

Y “mientras estaba internado al borde de perder la vida, Luciana Dinardi realizó los trámites para trasladarlo desde allí a una clínica psiquiátrica. donde jamás concurrió a visitarlo ni a tomar conocimiento de su estado de salud. Después se apropió de la
camioneta de la empresa de la cual Fabián era su presidente y se dirigió a una quinta propiedad de Fabian donde ella sabía que él tenía guardada una importante suma de dinero de la empresa y sustrajo el mismo. También le vació la cuenta bancaria donde
se le depositaba su sueldo”.
Para la familia del hombre que agredió a su ex pareja y luego se quitó la vida,”Di Nardi, como parte de su plan para enriquecerse presentó una falsa denuncia ante la justicia sin prueba alguna por supuesta violencia familiar. Con el sólo objeto de impedirle a
Fabian –mediante una orden de prohibición de acercamiento- regresar a su casa cuando saliera de la internación. En esa causa, basada en un mensaje de texto que ella misma se habría enviado, manifestó que jamás había sido víctima de violencia alguna por
parte de Fabian pero que supuestamente tenía miedo por ese “mensaje de texto”.

“NO HUBO DENUNCIAS”

La hermana de Fabián Thagón sostuvo que “es falso que existan denuncias anteriores”, en respuesta a manifestaciones que “viene diciendo en los medios. Cuando mi hermano salió de la internación, se encontraba solo con la ropa que tenía puesa porque
ella se había apoderado de odos sus bienes” y como consecuencia de lo que tildó de “falsa denuncia, tampoco podía regresar a su casa. La realidad es que la señora fue denunciada penalmente por hurto y estafa, por haberse apropiado de cien mil dólares
y una camioneta de la empresa” y además, le “vació la cuenta bancaria a mi hermano y todo mientras él estaba internado”.
En resumen, “lo engañó, lo internó en un neuropsiquiátrico, le vació la cuenta bancaria en la que le depositaban el sueldo, le sustrajo la camioneta y el dinero y en un ciego afán de seguir enriqueciéndose ilegítimamente, le inició un juicio a Fabián en el que le reclamaba treinta mil dólares como compensación económica. Y como si fuera poco, en cuanto mi hermano murió, abrió la sucesión diciendo que era la esposa. Eso también es falso porque ya se había tramitado el divorcio”.

PRESIONES PSICOLÓGICAS

Recordó Esther Thagón que “el día que pasó la tragedia, Fabián había contado que la había visto en la camioneta que había robado.
Ella estaba en el asiento del acompañante y la conducía su amante y se burlaron de él”.
Por último, Esther Thagón destacó que “ella, psicológicamente lo llevó a eso. Porque el día que mi hermano había intentado suicidarse estuvieron hablando y ella mimsa lo incitó cuando le dijo porqué no te matas de una vez y me dejas tranquila”.
Por eso, “lo único que quiero es que se haga justicia y que el nombre de mi hermano quede limpio. No era un asesino, era una persona arriconada, desesperada, que llegó al desequilibrio emocional”.

Haciendo Obras 2

Más Leidas