Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

No ceden las amenazas de bombas en sedes de escuelas juninenses

Ayer a media mañana, volvieron a efectuar un llamado a la Escuela Secundaria 7 (ex Comercial) lo que se produjo en dos días consecutivos

Publicado

el

A poco de comenzar las vacaciones de invierno en los establecimientos de enseñanza de la provincia de Buenos Aires, continúan registrándose llamados telefónicos que comunican falsos explosivos.
Ayer, por la mañana, una voz anónima alertó por la colocación de un explosivo en el edificio de calle Borchex, donde funciona la Escuela Secundaria 7. Lo mism ocurrió anteayer, causando la misma zozobra que llevó a desalojar el establecimiento

Inmediatamente se hicieron presentes efectivos del Cuerpo de Bomberos y de la Policía local. Tras una inspección en el lugar, se determinó la total ausencia de elementos amenazantes
Las amenazas de bomba resurgieron en las escuelas bonaerenses de la provincia en los últimos días, una modalidad que puso en jaque a los establecimientos durante el año pasado, lo que generó gran preocupación en la comunidad educativa.
Desde la Dirección General de Cultura y Educación señalaron que el fenómeno “preocupa”, pero que “no tiene la intensidad del año pasado”, y recordaron que existe un protocolo de denuncia para estos casos. Asimismo, señalaron que se agilizó el accionar de bomberos y de la Policía para revisar los establecimientos y que se trabaja en las aulas para que los alumnos tomen conciencia de que “se trata de un delito, y no de una broma”.
Si bien en la última semana la mayor cantidad de casos se dio en La Plata y la región, la “moda” llegó también al interior provincial.

A comienzos del mes pasado, una “ola” de amenazas preocupó en el interior. En tan sólo 10 días hubo 25 falsas advertencias en distintos establecimientos de Tandil. Mientras que los hechos se repitieron en Junín, Cañuelas y Escobar en los últimos días. Mientras que una escuela de Del Viso, en Pilar, debió ser evacuada hoy por un llamado.
La Provincia realizó el año pasado campañas para desalentar esta modalidad, al señalar que “no se trata de una broma, sino de un delito”, y la Dirección General de Cultura y Educación creó un protocolo para que las autoridades de los establecimientos sepan cómo actuar ante estos casos.
“Es muy importante que se realice la denuncia para que pueda actuar la Justicia”, señalaron desde Educación. Y aunque consideraron que el fenómeno “no tiene la intensidad del año pasado”, admitieron que genera preocupación porque se pierde tiempo de clases, pero que “nunca se dejó de trabajar” al respecto.
Entre las acciones del protocolo se destacan realizar la denuncia de inmediato en la aplicación “Provincia Seguridad” y ratificarla dentro de las 48 horas, y “comunicar de forma inmediata al Inspector de Enseñanza, quien trasladará la información a la Jefatura de Distrito y ésta a la Jefatura de Región correspondiente”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas