Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Nicolás Bulich y un buen año deportivo

El piloto de Junín cerró el año con su primer triunfo en la categoría, logrado en el autódromo de Buenos Aires, y con una quinta posición en el campeonato.

Publicado

el

Turismo Pista Clase 2, una de las categorías más competitivas y difíciles del automovilismo nacional y en donde compite uno de los grandes pilotos juninenses, Nicolás Bulich, quien finalizó la temporada de una muy buena manera. Con dos segundos puestos y dos tercer lugar durante el torneo.

El pasado domingo logró junto a su equipo familiar, “PBK Racing”, su primer triunfo en la categoría, en el autódromo “Oscar y Juan Gálvez” de Buenos Aires, “La Catedral”.

Triunfo con suspenso

Tras ganar la serie más rápida, Nico Bulich abrió la final desde la mejor posición, pero su liderazgo sólo duró una vuelta y media ya que siguió de largo al final de la corta recta que lleva de la curva de la confitería en descenso hacia la “Curva Reutemann”. Con respecto a esto, Bulich dialogó con LA DEPORTIVA y manifestó: “Se me salió el volante, se destrabó y tuve que colocarlo cuando iba sobre el pasto. En ese momento pensé que se me terminaba la carrera, que una vez más se nos escapaba el triunfo, pero tuve la cabeza fría para colocarlo y volver a la pista sin detener el auto. Tuvimos la suerte que el volante se haya salido en ese sector que tiene una vía de escape muy amplia, porque de haber sido en otro lugar, como en Ascari, en la horquilla o al final de la recta principal, el resultado hubiera sido diferente, me habría golpeado muy fuerte o quedaba fuera de carrera cuando veníamos ganando. Dios estuvo de nuestro lado”.

Ahora a festejar

El piloto estuvo varias veces adelante en algunas carreras y por diversas situaciones no concretaba la victoria. Sin embargo, ahora sí llegó el momento de los festejos y así lo expresaba: “Estamos muy felices por nuestro primer triunfo a nivel nacional después de tantos esfuerzos, trabajo y sacrificios, al fin llegó y lo disfrutamos muchísimo. Es un equipo familiar, de amigos y de sponsors, que son quienes hacen posible que corramos. Tenemos un gran auto, como siempre gracias a nuestro chasista que es Hamlet Simona de Tandil, y al motor de Enrique Bustos de Buenos Aires, quien nos abrió las puertas de su taller a mitad del campeonato cuando decidimos cambiar porque no teníamos un buen rendimiento, pese a que tenía todo organizado con su trabajo, Enrique nos hizo un lugar y eso no lo hace cualquiera. Esta es una semana rara, festejamos el mismo domingo con la familia y con los chicos del taller en estos días, sin dudas los festejos se van a prolongar, lo vivimos con mucha alegría”.

2018 con nuevo auto

En cuanto a la próxima temporada, el juninense explicó: “Tenemos el nuevo auto en el taller, falta terminarlo, lo hace todo mi viejo (Pedro), seguro será tan bueno o mejor que el actual porque conozco su capacidad para hacerlo. Después lo probaremos y si anda correremos con el nuevo. Cuesta dejar un auto ganador, que nos ha dado tantas satisfacciones, pero no nos podemos quedar si nuestro objetivo que es el campeonato. Ahora terminamos quintos, pero perdimos muchos puntos en el año, primero por quedar fuera de carrera como en la primera, en Alta Gracia, por el toque de (Andrés) Cicarelli (Campeón 2017). Después por la exclusión en Buenos Aires cuando salí de boxes tras cambiar la goma y estaba el Auto de Seguridad en Pista, y por último por la falta de rendimiento del motor, lo que determinó que cambiáramos y vayamos a lo de Enrique Bustos. No evaluamos alquilar este auto cuando tengamos el nuevo, tal vez lo vendamos, porque para alquilar deberíamos agrandar el equipo y no estamos en condiciones de hacerlo, por ahora”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas