Naturaleza, cambio climático y el aumento del riesgo de pandemias
Seguinos en
Radio Junín
Radio Junín

Opinión

Naturaleza, cambio climático y el aumento del riesgo de pandemias

Escribe Arq. Fidel Osvaldo Sanchez

Publicado

el

Virus Patógenos: Causa o produce enfermedad.

Zoonosis: Cualquier enfermedad propia de los animales, que incidentalmente puede comunicarse a los seres humanos.

Aunque todavía hay mucho debate científico, está comprobado que la alteración del equilibrio de los sistemas naturales por la destrucción de los hábitats, pérdida de biodiversidad, tráfico de especies, intensificación agrícola y ganadera, y los efectos amplificadores del Cambio Climático, aumentan el riesgo de la aparición de enfermedades infecciosas transmitidas al ser humano.

La solución pasa por frenar la extinción, mantener la integridad de los ecosistemas, reducir nuestra huella ecológica, luchar contra el Cambio Climático y asumir que nuestra salud depende de la salud de nuestra Casa Común.

En el actual contexto de crisis sanitaria global provocada por el coronavirus, la prioridad es detener la expansión del virus y luchar con todos los medios posibles para salvar todas las vidas humanas posibles.
Desde WWf nos solidarizamos con todas las familias que están siendo víctimas de la enfermedad y les mandamos nuestro apoyo y cariño en estos momentos tan difíciles.

Pero tenemos que recordar que esta crisis está directamente vinculada con la destrucción de nuestra Casa Común y que, después de la emergencia sanitaria será necesario replantearse la prevención y lucha contra futuras pandemias.

Las zoonosis enfermedades originadas por patógenos que proceden de especies animales. El 70% de las enfermedades humanas infecciosas tiene su origen zoonótico. Es decir, son producidas por microorganismos patógenos que se transmiten al hombre a través de una especie animal.

Virus y bacterias conviven con nosotros desde siempre. En hábitats bien conservados, con gran diversidad de especies que se relacionan en equilibrio, los virus se distribuyen entre las distintas especies y no afectan al ser humano.

Pero cuando la naturaleza se altera o destruye, se debilitan los ecosistemas naturales y se facilita la propagación de patógenos, aumentando el riesgo de contacto y transmisión al hombre, con los efectos negativos sobre el ser humano en nuestra salud.

La destrucción de bosques debido a las talas, la minería, la construcción de carreteras, las urbanizaciones y el aumento de la población, no solo provoca desaparición de especies sino que también las personas tengan un contacto más directo con especies animales con las que nunca habían tenido contacto y con ello a las enfermedades que puedan albergar.

El tráfico de especies, su consumo y contacto directo con restos de animales silvestres, expone a los seres humanos al contacto con virus u otros patógenos de los que esos animales pueden ser huésped o vectores.

El pangolín es la victima más afectada del mundo por el tráfico de especies, podría ser el vector que ha desencadenado la actual pandemia, al consumirse en China y otros mercados asiáticos.

La intensificación agrícola y ganadera provoca la destrucción de hábitats y la perdida de la biodiversidad de manera que es también un factor importante en la propagación de zoonosis.

El Cambio Climático está ampliando las principales amenazas que afectan a la biodiversidad y favorece la expansión del virus y bacterias, o los vectores, debido a la preferencia por los ambientes húmedos cálidos facilitando la aparición de determinadas especies en nuevas áreas donde pueden llevar enfermedades antes desconocidas .

Proteger la naturaleza, frenar la extinción de especies, la perdida de la biodiversidad, mantener la integridad de los sistemas naturales, terminar con el tráfico ilegal y consumo de animales silvestres, luchar contra el Cambio Climático, cambiar el actual modelo de producción y consumo y asumir en definitiva que nuestra salud y bienestar depende directamente de la salud de nuestra Casa Común, es la premisa fundamental para evitar futuras pandemias.

En WWF ya llevamos más de 50 años trabajando en la protección de los ecosistemas.

En la mesa de trabajo de todos los políticos del mundo , y muy especialmente de los despistados Argentinos, en los programas de las universidades de todo el pais, especialmente en las de Biologia, Medicina y Agricultura tendrían que estar o la especie humana está en RIESGO.

Librería Rucci

Más Leidas