Teletrabajo: “Se hace muy difícil aplicar un marco normativo general"
Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Junín

Nani: “Se hace muy difícil aplicar un marco normativo para todos los teletrabajadores”

En medio de un año que transitará en “la nueva normalidad” y con un mercado laboral inestable por la pandemia de coronavirus, el Gobierno nacional reglamentó de manera parcial la ley de teletrabajo.

Publicado

el

Por Redacción Grupo La Verdad

El presidente Alberto Fernández reglamentó, el miércoles 20 último, la ley 27.555 de teletrabajo que había sido aprobada en el Congreso Nacional el 30 de Julio pasado. Pero todavía no está vigente de manera efectiva porque según la letra de la norma aprobada en el Congreso, debe entrar en vigor 90 días después de concluidas las medidas de aislamiento social.

Esto sucedió el 8 de noviembre, cuando el Presidente terminó con el período del ASPO (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) y pasó al DISPO (Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio).

Sin embargo, la reglamentación del Poder Ejecutivo estipula otra fecha. Esos 90 días comenzarán a contarse cuando los funcionarios del Ministerio de Trabajo, a cargo de Claudio Moroni, lo decidan. Lo están pensando y lo anunciarían durante la primera semana de febrero con lo cual habrá que esperar a mayo para que efectivamente tenga vigencia la ley.

En medio de un año que transitará en “la nueva normalidad” y con un mercado laboral inestable por la pandemia de coronavirus, el Gobierno nacional reglamentó de manera parcial la ley de teletrabajo, cuestionada por algunos empresarios.

Sobre el tema, en Junín, Gustavo Nani, de la consultora Gestión de Recursos, manifestó a Grupo La Verdad que “se hace muy difícil aplicar un marco normativo para todos los tele trabajadores del país al mismo tiempo porque cada uno tiene sus propios derechos y beneficios y no todas las empresas son iguales”.

Voluntades y acuerdos
“Esta es una realidad en el mundo, pero nosotros estamos en Argentina y la idiosincrasia del argentino no es la misma que la de los países del primer mundo”, sostuvo Nani.

“En el primer mundo uno realiza teletrabajo y las empresas le provén computadora, mouse, una silla ergonómica, internet, brindan el celular si es necesario. En Argentina eso solo lo pueden realizar las grandes empresas, me atrevo a decir que eso no lo podría realizar una Pyme por los costos que implica.

La mayoría de quienes hacen teletrabajo tiene «problemas para separar los tiempos personales y laborales»

Estamos de acuerdo que hay que poner un marco para que no haya un abuso de las empresas para con los trabajadores y que estos tengan sus derechos como en una situación normal”, consideró el entrevistado.

“Los puntos que difieren tienen que ver con el reintegro de los pagos respecto a Internet y algún servicio extra que pueda tener el trabajador. El derecho a desconexión es otro de los puntos importantes, al igual que el derecho a la reversibilidad, es decir cuando el empleado decide dejar de trabajar desde su casa para volver a su lugar de trabajo.

Creo que hay que apelar a la voluntad de los trabajadores y de las empresas para que se pueda llegar a un acuerdo. La situación no es la misma en ciudades del interior como Junín, por ejemplo, comparada con Buenos Aires, donde las distancias son mucho más grandes.

Entonces se hace muy difícil aplicar un marco normativo para todos los tele trabajadores del país al mismo tiempo porque cada uno tiene sus propios derechos y beneficios y no todas las empresas son iguales. Ahí surgen los problemas”, acentuó seguidamente.

Características
“Los horarios, las características de las empresas, las guardias, los usos y costumbres son todos aspectos también importantes. Tengamos en cuenta que estamos hablando de teletrabajo a partir de una pandemia. En el caso de la reversibilidad las empresas deben brindar las condiciones, los sindicatos por su parte velan por la seguridad y la salud de sus afiliados”, advirtió por otra parte Nani.

En cuanto al derecho a la desconexión, el profesional expuso que “los trabajadores tienen derecho a desconectar el teléfono en el horario no laboral. Además la empresa debe proveer de un teléfono laboral a cada empleado, cosa que no siempre sucede.

El derecho a la desconexión es un derecho que tienen todos los empleados para no ser invadidos en su horario no laboral y/o de descanso. En cuanto a los horarios, cada ciudad se irá regulando de acuerdo a las necesidades”.

Lee también: El Gobierno reglamentó el régimen legal del contrato de teletrabajo

Más Leidas