Seguinos en
Radio Junín

Internacionales

Murió el ex presidente de Honduras, Roberto Suazo Córdova

Fue el primer gobernante civil de la era democrática de este país centroamericano

Publicado

el

El expresidente hondureño Roberto Suazo Córdova (1982-1986), quien fue el primer gobernante civil de la era democrática de este país centroamericano, murió el sábado a los 91 años.
«Suazo falleció a las 05H30 (locales) en el Hospital Militar», 5 km al sur de la capital, Tegucigalpa, informó a la AFP el portavoz de las Fuerzas Armadas, coronel José Meza.
El exmandatario padecía una enfermedad cardíaca y a principios de mes fue internado en el hospital para ser sometido a una intervención quirúrgica por una úlcera, que complicó sus dolencias.
Los restos mortales fueron trasladados al mediodía a la Casa de Gobierno, donde el presidente Juan Orlando Hernández y el gabinete de gobierno tributaron un homenaje póstumo.
En un acuerdo de duelo, el gobierno lamentó la muerte y anunció el acompañamiento de la familia en las honras fúnebres.
El féretro será trasladado al Palacio Legislativo, adonde fueron convocados los diputados para otro homenaje.
«El país agradecerá siempre su contribución para forjar nuestra historia moderna», escribió en un Twitter Mauricio Oliva, presidente del Congreso Nacional por el gobernante Partido Nacional (PN, derecha).
.
– ¿»Figura decorativa»? -.
==========================.
.
Nacido el 17 de marzo de 1927 en la comunidad de La Paz, centro del país, Suazo se convirtió en el primer presidente civil de la era democrática iniciada en 1982 en Honduras, después de casi 20 años de gobiernos de militares.
Médico de profesión, graduado en la Universidad de San Carlos de Guatemala, ganó las elecciones de noviembre de 1981 como candidato del derechista Partido Liberal (PL).
Había presidido la asamblea nacional constituyente, surgida de elecciones celebradas en 1980 y que creó la Constitución actual, vigente desde 1982. Los militares habían convocado a esos comicios por presiones de Estados Unidos para evolucionar a gobiernos elegidos en las urnas.
Asumió la presidencia el 27 de enero de 1982, en reemplazo del jefe de Estado golpista, general Policarpo Paz García, también fallecido.
Bajo su gobierno, Estados Unidos financió la conformación de un ejército irregular que llegó a tener hasta 16.000 guardias nacionales nicaragüenses que cruzaron hacia Honduras cuando el 19 de julio de 1979 fue derrocado el dictador de derecha Anastacio Somoza por los guerrilleros del izquierdista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).
Los llamados contrarrevolucionarios o contras se instalaron en la franja fronteriza de Honduras, desde donde incursionaban para tratar de derrocar al gobierno del FSLN.
En las administraciones de Paz García empezaron las desapariciones forzadas, que siguieron con las de Suazo y en toda la década de 1990.
Suazo se exoneró de responsabilidad en las desapariciones al asegurar que en esa época los militares eran el verdadero poder tras el trono y que el presidente solo era una «figura decorativa».
Llegó al poder con la promesa de emprender «la revolución del trabajo y la honestidad» para combatir la pobreza que se ha mantenido desde entonces y que afecta a cerca del 70% de la población, de unos nueve millones de habitantes.
Su agenda cambió hacia la llamada Guerra de baja intensidad, emprendida por el gobierno estadounidense de Ronald Reagan para frenar el avance soviético en Centroamérica.
Uno de los legados de su administración es la base de Palmerola, 50 km al norte de Tegucigalpa, construida por Estados Unidos entre entre 1984 y 1985, donde permanece una fuerza de al menos 500 efectivos estadounidenses que se rotan por semanas.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas