Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Muerte de Bearzotti: El fiscal resaltó que el cuchillo fue hallado en la casa de la imputada

La sala del cuarto piso de Tribunales es escenario de un nuevo debate oral, por el homicidio de Florencio Bearzotti, vecino linqueño asesinado en 2016. Su esposa es la imputada que permanece detenida desde entonces.

Publicado

el

El Dr. Sergio Terrón, trazó su lineamiento al señalar que “Entre las 23 horas del 30 de abril y las y las 4 del 1° de mayo de 2016, una o más personas entre las que se encuentra Santa Dure, ingresaron una en vivienda de la calle Brown en Lincoln con la intención y voluntad de causarle la muerte le aplicaron 15 puñaladas ocasionando el óbito de Florencio Bearzotti”.

Tras un detalle del tipo de lesiones que presentaba la víctima, el fiscal agregó que además, forzaron un cajón de un mueble tipo escritorio que estaba con llave y se apoderaron de un revólver 32 largo Smith & Wesson con cachas de marfil blanco, 7.360 pesos y un cuchillo resguardado en la vivienda vinculada al hecho”.

Especificó que el elemento utilizado para asesinar a Bearzotti era un cuchillo tipo Tramontina de 29 cms. con hoja de 15 cms., encontrado en la vivienda de calle Montes de Oca donde habitaba Santa Dure, al igual que un anillo sello cuadrado con las iniciales FB, también encontrado en su poder.

Por su parte, el Dr. Leopoldo Singla, defensor oficial, sostuvo que “las pruebas que se ventilaran revelaran un cuadro de dudas más que razonables” que no permitirían al Tribunal inclinarse por un veredicto condenatorio”.

PRIMEROS TESTIGOS
Los primeros testimonios fueron volcados por el personal policial que tomó contacto con el hecho desde un primer momento. El oficial de Policía Walter Campos, quien junto a su compañera Denise Montes fueron convocados a calle Brown, el agente Luis Guzmán, quien el día del homicidio se encontraba como oficial de servicio cuando ingresa en la dependencia “una mujer que decía que tenía al marido descompuesto”.

PASCUAL ALBERTO LOPEZ

El testimonio de Pascual Alberto López llevó al debate algunos aspectos trascendentes. Sostuvo haber estado con Santa Duré hasta las 23:30 del sábado para volver encontrarse a las 4 de la madrugada del domingo. De acuerdo a lo planteado por el fiscal, en ese período de tiempo fue asesinado Florencio Bearzotti.

Pero además López habló de una presunta sobrina de la imputada, el novio y tres criaturas que cerca de las 5:45 de la madrugada del domingo, de manera imprevista, fueron trasladados por él y Dure, en moto, a la Terminal de Ómnibus, con dos valijas.

Cabe acotar que con relación a esos dos individuos se tramita otra causa oportunamente instruida por el Dr. Ángel Quidiello, que abre un interrogante sobre la posible participación de uno de ellos en el homicidio. Quien es mencionado por López como sobrino de la imputada –estaría probado- sería su hijo, domiciliado en la ciudad de Rosario.

Más allá del pormenorizado detalle de López respecto de lo ocurrido con la imputada los días previos y la misma mañana en que fue encontrado el cuerpo de la víctima, el Dr. Leopoldo Singla, defensor de Duré, marcó una serie de inconsistencias, contradicciones e irregularidades que seguramente serán tenidas en cuenta por el Tribunal a la hora de conocerse el veredicto.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas