Seguinos en
Radio Junín
Radio Junín

Locales

Montanaro: “Los masajistas están reconocidos por la sociedad”

El presidente de la Asociación, se reunió con los concejales, tras la queja de los kinesiólogos.

Publicado

el

Tras la denuncia de los kinesiólogos, que sostienen que hay especialistas no habilitados que realizan su trabajo, el presidente de la Asociación de Masajistas, Juan Pablo Montanaro, mantuvo una reunión con los concejales.

Según contó, “tuvimos un encuentro con todos los bloques porque me puse en conocimiento que estuvieron con los kinesiólogos, quienes calificaron a los masajistas como intrusos y estarían trabajando fuera de la ley”.

“Por eso pedí esta reunión, que duró más de una hora y media, con un lindo debate, y ellos me han asesorado para que esta profesión sea reconocida, porque hoy no es ni siquiera un oficio en el país. En este tema hay mucho gris, porque existe en el Ministerio de Trabajo, en la AFIP y hay convenios de este año con sindicatos”, apuntó.

“De hecho yo presido una Asociación de Masajistas y Actividades Afines, que desde 2012 tiene personería jurídica, con un número de matrícula, y dentro del estatuto se prevé el dictado de cursos”, agregó.

Montanaro explicó que “el masajista tiene un reconocimiento social muy importante y existe desde antes que los kinesiólogos”.

Por otra parte, contó que “presenté un proyecto de ley con una diputada juninense y estuvimos un año en contacto. Hace alrededor de dos semanas, nos dijo que no presentó nada porque no estamos reconocidos. Por eso, si no tenemos existencia legal, se presentaba este proyecto”.

“Acá el problema está dado por los masajistas que traspasan la línea de su trabajo y se creen kinesiólogos, algo que es una realidad muy grande. Por eso, hay muchos que usan aparatos, rehabilitan o trabajan lesiones, así que en esos casos es cuando se pasan de la raya y se originan problemas”, agregó.

El especialista dijo que “hay masajistas en clubes, en obras sociales, en spa y la sociedad sabe distinguir su trabajo del que corresponde a un kinesiólogo, a quien concurren por ejemplo aquellos que sufren un esguince. Mientras, una persona que trabajó todo el día, visita un masajista para relajarse porque sólo puede utilizar las manos”.

Finalmente, Montanaro detalló que la asociación que preside tiene alrededor de 5000 afiliados en toda la región, porque “se trata de una actividad que representa una excelente salida laboral. Pero las matrículas no existen, por más que se las prometan en institutos pagos: es algo ilegal, sólo es un número interno y no están inscriptos en ningún lado”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas