Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Molinari: “Nosotros nos quedamos con el mismo objetivo por el cual vinieron todos los jugadores”

Desde hace 17 años es el ayudante de Campo de Fernando Quiroz y en su época de jugador, fue un hábil y veloz delantero que recorrió durante diez años distintos clubes del ascenso.

Publicado

el

Javier Molinari, jugó diez años en distintos clubes del ascenso y hace 17 que es el ayudante de campo de Fernando Quiroz y ya hace aproximadamente un año, que se encuentra junto con Teté trabajando en Sarmiento.

Molinari, quien fue un hábil y veloz delantero, siempre hizo muchos goles en todos los clubes donde actuó. Realizó inferiores en Vélez Sársfield, luego pasó al Deportivo Morón con edad de Quinta, después actuó en San Martín de Burzaco, Midland, Excursionistas, Deportivo Riestra, Yupanqui, Centro Español y Alem, entre otros clubes.

Luego del entrenamiento y sentados cómodamente en uno de los escalones de la parte de atrás del restaurante de Sarmiento, Javier Molinari, dialogó con LA DEPORTIVA del diario La Verdad y al consultarlo sobre sus comienzos junto a Quiroz, destacó que  “Me inicié en el año 2000 cuando Teté dejó de jugar en Racing y comenzó a dirigir en San Martín de Tucumán. Teníamos un amigo en común que es Diego Decays y él venia mucho a ver el ascenso, nos ayudaba y por eso nos conocimos en el 95´. Ya en el año 98 fue cuando más vinculo teníamos y en ese momento, yo estaba en Excursionistas”.

Luego continúo explicando que “cuando fui con Teté yo tenia 27 años y estaba jugando. No sabía que hacer, si seguir jugando o irme de ayudante con él. Al final decidí irme y hasta el día de hoy, es que estoy agradecido sobre la determinación que tomé de un día para otro. Y así arrancó esta historia, hace 17 años…”.

Amigos. Molinari destacó la relación de amistad que tiene con Quiroz, señalando que “hay muchos años de trabajo y de convivencia juntos con Teté, hemos ido a todos lados, ya es una relación familiar”.

Entre los gustos en común, detalló: “Nos gusta ir a pescar, a Teté mas que a mí y somos muy familieros. En particular, también me gusta cocinar y sé hacer muy buenos asados….”.

Gente de trabajo. Al preguntarle por algunos de los técnicos y profesores con los cuales trabajaron indicó: “Mucha gente trabajó con nosotros, es una lista muy larga, entre ellos Walter De Felipe, Omar Pícoli y Raúl Antuña. Ahora estamos con un grande como Mariano Herrón; y profesores tuvimos a Fernando Gómez, que está en Vélez, Ernesto Colman, actualmente ‘profe’ del Chacho Coudet y Carlos Bustamante que estuvo con Ramón Díaz en River. Todos ellos han crecido y les va muy bien, Teté les da libertad para trabajar a todos y los deja volar…al único que no suelta es a mí…(risas)”.

El fútbol. Con respecto al trabajo que realizan, explicó: “El fútbol va cambiando mucho, no es lo mismo el trabajo que se hacía cuando empezamos, en el 2000, que el actual. Ha cambiado mucho, hay que estar constantemente actualizándose, informándose, si no te vas quedando”.

Después agregó que “en la actualidad no son muchos los técnicos que han arrancado en la época de Teté y hoy siguen trabajando. Hay una camada más joven, pero nosotros nos seguimos preocupando por todo lo nuevo y lo más importante es que nunca dejamos de trabajar y el día a día es lo que te ayuda y te da un plus extra”.

Sarmiento. Sobre cómo ve a la institución verde juninense, manifestó: “Sarmiento es una gran institución, tenemos todo para trabajar comidamente, no hay ningún problema”.

En tanto. sobre la parte futbolística, destacó que “futbolísticamente no nos ha ido muy bien, tomamos al equipo en un momento muy complicado, donde ya habían pasado dos o tres técnicos y eso produce un desgaste con los grupos y no pudimos cumplir con el objetivo que era salvar la categoría en Primera.

Este semestre se formó un buen grupo de jugadores, con una gran calidad humana.

Nosotros nos quedamos con el mismo objetivo por el cual vinieron todos los jugadores, que es ascender y devolver a Sarmiento a Primera”.

Propuesta ofensiva. En tanto al preguntarle sobre la idea de juego, resaltó que “los dos torneos que ascendimos del Nacional B a Primera, los equipos jugaron de la misma manera, que es proponiendo, que fue en San Martín de San Juan en el año 2009 y en Aldosivi en el 2014. Ahora en Sarmiento la característica de los jugadores que llegaron, es para proponer una idea ofensiva. Los dibujos siempre se pueden cambiar, pero la propuesta será siempre la misma, salir jugando desde atrás, tener un buen trato de pelota con los volantes hasta llegar a la definición en ataque y cuando no tenemos la pelota, presionar bien arriba”.

Luego señaló: “es un camino muy largo, hay que sacrificarse mucho, porque sólo va a venir un campeonato”.

La familia. Antes de finalizar y al preguntarle por su familia, Javier Molinari se emocionó y con la voz un poco entrecortada y los ojos vidriosos, relató: “Nací en Ramos Mejia y ahora sigo viviendo en el mismo barrio con mi familia, integrada por mi señora Lorena, que es mi compañera de toda la vida, ya que hace 20 años que estamos juntos. Tenemos un hijo de tres años que se llama Milo, que nos cambió la vida. Es lo único que me tiene un poquito mal, estar distanciado de ellos, aunque no pasa una semana que no nos vemos. Lo único que me falta en Junín es la familia”.

Javier Molinari, un gran tipo.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas