Seguinos en
LT20 Radio Junín

Provinciales

Miramar: en un confuso hecho, matan a un joven de una trompada frente a la Policía

La víctima, identificada como Ezequiel Lamas, era oriunda de González Catán y se encontraba vacacionando en la ciudad costera

Publicado

el

Un joven de 17 años murió en Miramar en un confuso episodio como consecuencia de un fuerte golpe que le aplicó otro menor de edad frente de efectivos de la Policía bonaerense. El agresor logró escapar y el hecho es investigado por la Justicia.

La víctima, identificada como Ezequiel Lamas, era oriunda de González Catán y se encontraba vacacionando en la ciudad costera. El confuso episodio en el que resultó golpeado se registró el pasado jueves y murió ayer por la noche en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) de Mar del Plata.

Según versiones extraoficiales, Lamas se encontraba en la peatonal de Miramar junto a un grupo de amigos circulando en skate cuando embistió a una transeúnte que llevaba a su hija en brazos, hecho por el cual discutió con el marido de la mujer a quien el joven le pidió disculpas.

Tras ese incidente, la pareja habría alertado a miembros de la Guardia Urbana local sobre la supuesta tenencia de un cuchillo por parte de Lamas. Es por eso que el joven, junto a sus amigos, fue interceptado por efectivos policiales. Sin embargo, una vez requisados, los agentes comprobaron que los chicos no tenían ningún cuchillo.

Cuando los efectivos estaban por dejar ir al grupo de amigos, apareció otro joven y los acuso de un robo. En ese marco, le aplicó una trompada violenta a Lamas, quien cayó al piso y golpeó su cabeza de manera contundente.

Con una lesión neurológica grave, el joven fue trasladado al HIGA donde quedó alojado con fractura de cráneo, un coágulo cerebral severo y pronóstico reservado, hasta su deceso. En tanto, el agresor escapó del lugar de los hechos a pesar de la presencia agentes, aunque ya fue identificado por la Policía.

El tío de Lamas, José Damián Coria, publicó su versión de los hechos a través de las redes sociales. Allí, asegura que el agresor se encontraba con la pareja que denunció la tenencia de cuchillo. “La policía no cuidó a mi sobrino, dejó que le pegaran”, denunció. Y agregó: “Que quede claro que mi sobrino había ido a pasar sus vacaciones y no era un delincuente”.

Los momentos posteriores a la agresión fueron registrados por una cámara. Allí, entre la confusión, se ve a Lamas sentado en un banco limpiándose sangre con un pañuelo, y también tirado en el suelo rodeado de sus amigos y de policías.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas