Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Mercedes: aprobaron adhesión al pacto fiscal en medio de una batalla campal

Publicado

el

En medio de una acalorada sesión en el Concejo Deliberante de Mercedes que terminó en una batalla campal, los ediles de Cambiemos lograran aprobar por minoría la adhesión al Pacto Fiscal que promueve el Gobierno provincial de María Eugenia Vidal.

Con la presencia de vecinos, trabajadores municipales y militantes de diversas fuerzas, los concejales aprobaron la adhesión que implica límites a las cuentas de las comunas. Y fue tras ello que hubo una serie de agresiones, volaron sillas y hasta alguna persona terminó con golpes. El final: las autoridades decidieron cortar la luz para ir desalojando el recinto.

Luego del tratamiento de un par de proyectos, los concejales del FPV, que responden al intendente Juan Ignacio Ustarroz, primo del dirigente de La Cámpora Eduardo Wado De Pedro, trataron de evitar que se votara el expediente.

“No trae nada bueno para los vecinos de Mercedes”, dijo concejal Diego Altube en un encendido discurso que provocó una fuerte adhesión de las más de cien personas, en su mayoría afiliados al sindicato municipal, que presenciaron la sesión. En la misma sintonía, rechazaron el proyecto los concejales del Frente Renovador y del bloque PJ Mercedes.

Sin embargo, cuando tomó la palabra Sabrina Viñales, de Cambiemos, el clima en el recinto comenzó a caldearse. “Son 92 los distritos que adhirieron al Pacto Fiscal y han podido realizar sus paritarias sin ningún tipo de condicionamiento de la Provincia”, sostuvo Viñales entre abucheos y cánticos.

Fue entonces cuando se decidió votar y con el apoyo de los concejales de Cambiemos se logró el dictamen de minoría con la adhesión al Pacto Fiscal. En ese momento, algunos presentes rompieron la barra de contención y se generó una serie de desmanes con golpes de puños. Allí fue cuando se cortó la luz para luego proceder a desalojar el recinto.

La Ley de Responsabilidad Fiscal establece límites a las cuentas de las comunas. Estipula que la planta de personal no puede crecer más de la población, que la deuda del municipio no debe superar el 8% de los gastos corrientes y que el gasto no tiene que aumentar más que la inflación. A cambio de eso, la Provincia les permite tomar deuda para inversión y recibir asistencia en caso de “imprevistos”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas