Mensaje de Semana Santa - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Radio Junín
Radio Junín

Nacionales

Mensaje de Semana Santa

Es tiempo de cercanía espiritual pese al distanciamiento físico que nos impone la cuarentena, porque es una distancia de protección, de amor y cuidado por nosotros y por todos.

Publicado

el

En este inicio de Semana Santa quiero compartir con ustedes un mensaje de esperanza. Es tiempo de hermandad, de solidaridad, de unidad como Nación. Un tiempo que nos pone a prueba como un Pueblo que se cuida y se protege. Es tiempo de cercanía espiritual pese al distanciamiento físico que nos impone la cuarentena, porque es una distancia de protección, de amor y cuidado por nosotros y por todos. Más que nunca es necesario mirar al otro, y en especial al que más lo necesita, al desamparado, al solitario, al anciano, al que necesita cuidado.
Y también a quienes nos cuidan.

Nos encontramos atravesando un tiempo especial en el cual la emergencia sanitaria vino a sumarse a la delicada situación de emergencia alimentaria y social que tantas hermanas y hermanos de nuestra patria vienen atravesando.

Por eso, desde la Pastoral Social, alentamos especialmente a tantos agentes comprometidos con el cuidado social que en todos los rincones del país están trabajando para ayudar a los más necesitados. Del mismo modo que alentamos a todos los trabajadores de la salud, de las fuerzas de seguridad, de servicios esenciales que con tanta dedicación ponen su esfuerzo para mitigar las consecuencias de esta pandemia. Encomendamos también a las autoridades, para que sigan tomando medidas de cuidado y protección con sensibilidad social y en comunión con todos los sectores políticos que esta hora requiere.

Finalmente, en este tiempo de tantas dificultades, apelamos a que entre todos, demos los pasos necesarios para conservar y promover la paz y la solidaridad social, en resguardo especialmente de los más pobres y de todos aquellos que descubren a Dios cuidando a los más vulnerables y necesitados.
La virtud de la esperanza cuya nota esencial es la espera confiada, se nutre también de la
dimensión de lo imposible . Aunque no sabemos con certeza cuándo terminará esta pandemia, sin embargo, no puede faltarnos la confianza en el Señor de la historia y en la propuesta evangélica: ‘’tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estuve desnudo y me vestiste, enfermo, en la cárcel y me visitaste ’’…Mt. 25,31-46

+ Jorge Lugones SJ

Presidente
COMISIÓN EPISCOPAL DE PASTORAL SOCIAL

Librería Rucci

Más Leidas