Seguinos en
Expo Junin 2019
Expo Junin 2019

Locales

Médicos indignados con la conducción de la Caja de Seguro y Previsión

Las magras jubilaciones, el tipo de inversiones que la entidad provincial viene llevando adelante y el nepotismo son los puntos más controvertidos a los que hacen referencia los facultativos.

Publicado

el

Un grupo de casi 1900 médicos nucleados en un chat de whatsapp llamado ‘Luchemos por una jubilación digna’ manifestó su desacuerdo con el accionar de la Caja de Seguro y Previsión Médica de la provincia de Buenos Aires.

La reciente inauguración de un hotel 5 estrellas en la ciudad de La Plata, construido con fondos que aportarían los profesionales mes a mes, fue el detonante que llevó a que los trabajadores de la salud de todos los distritos provinciales comiencen a expresarse de modo masivo.

Las magras jubilaciones y el tipo de inversiones que la entidad provincial viene llevando adelante son los puntos más controvertidos a los que hacen referencia los facultativos.

A esto se suman los años en los que las autoridades permanecen en sus cargos, y la vinculación de familiares directos con puestos de trabajo o jerárquicos dentro de la estructura.

En el mes de diciembre, en el gran Buenos Aires comenzaron a circular algunos panfletos que daban cuenta del malestar de los galenos por el monto de las jubilaciones, que rondan los 28 mil pesos, según lo dado a conocer.

A partir de entonces en toda la provincia de Buenos Aires se empezaron a alzar voces. En el caso del Distrito VI, semanas atrás el doctor Adrián Pérez hizo públicas algunas inversiones que la institución realizó en los últimos tiempos y dijo que las nuevas autoridades se eligieron en “una asamblea de la que no se enteró nadie”, haciendo referencia explícita al término “nepotismo”.

Un par de días más tarde comenzaron a circular mensajes telefónicos, que se hicieron virales, y que en principio solamente se leían en un grupo llamado ‘Jubilación Digna D VI’, que tiene más de 200 integrantes. Desde ese “chat”, precisamente, se cuestiona la confección de la nueva lista de conducción local, en la que hay apellidos que se repiten, además de los de “desconocidos” que más allá de sus posibilidades profesionales y/o económicas figuran bajo el ala de la dirigencia.

La disconformidad por la situación planteada anteriormente llevó a que desde otros distritos también se denuncien “perpetuaciones” en los cargos, que en algunos casos superarían los 20 años.

La semana pasada Zulma Fernández, presidenta de la Asociación de Profesionales del Hospital de Niños de La Plata, afirmó que los médicos “vienen sosteniendo y pagando cuotas de aportes, cuyos aumentos superaron los de los gremios a nivel provincial, sobre todo a los de hospitales públicos”.

De un panfleto a un grupo de Telegram conformado por 1350 personas, así fue creciendo la lucha que los profesionales del Distrito I del Colegio de Médicos de la Provincia mantienen contra la Caja de Previsión y Seguro Médico provincial. Hoy, el ‘Proyecto Luchemos contra Caja Provincia’ va ganando adeptos en el territorio bonaerense y busca solucionar los inconvenientes de los profesionales a la hora de ejercer la medicina.

Malestar creciente
El reclamo para que la remuneración sea acorde al nivel de especialización comenzó hace tiempo en La Plata, en el Distrito I, donde los médicos tienen entre tres y cuatro trabajos por la cantidad de gastos que afrontan, no sólo para ejercer, sino también para seguir capacitándose, reveló Fernández.

En ese contexto, y en la previa a la inauguración del hotel 5 estrellas de La Plata, un médico identificado como Juan Carlos Ferri firmó una carta de lectores en la edición del diario Clarín del sábado 9 de febrero, detallando, entre otros puntos, que “es la única Caja que no paga aguinaldo a fin de año, nos tiran una moneda para las Fiestas. Tiene un superávit de 2.751 millones y se niega a darnos una jubilación digna. Caja multimillonaria con médicos jubilados en el límite de la pobreza. Hasta hace unos años cada cuatro años hacían una parodia que llamaban ‘elecciones’. Ahora se van rotando los mismos, igual técnica hacen los del Colegio médico, cuyo presidente en Avellaneda hace 54 años que está atornillado, y no cumplen ninguna función, más que cobrarles a los médicos. Sería interesante que algún organismo de control revise los balances de los últimos cuatro años, seguro se van a llevar una sorpresa. Lo único que nos falta es que nos obliguen a salir a la calle con un brazalete identificatorio para que nadie se nos acerque”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas