Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

“Me gusta ver hasta dónde puedo llegar”

Mariana Asín se encuentra a bordo de la fragata ARA “Libertad” completando su instrucción en el buque escuela argentino.

Publicado

el

Mariana Asín es Junín y es guardiamarina. Nació hace 23 años y en el 2012, cuando concluyó sus estudios secundarios, decidió cumplir su sueño de ingresar a la Armada Argentina. “Yo estaba estudiando para ser profesora de música en paralelo con el colegio pero también quería ser militar”, dijo.

Universidad Siglo 21

En navegación, Mariana se encuentra a bordo de la fragata ARA “Libertad” completando su instrucción en el buque escuela argentino. Rumbo a Ushuaia, contó sobre su vida y las expectativas que tiene por ser parte de la institución.

A los 17 años, Mariana empezó a investigar acerca de la carrera naval. A pesar de no tener ningún familiar en la Marina, siempre se sintió atraída por las Fuerzas Armadas. “Una tradición familiar era ver todos los años por televisión la zarpada de la fragata ARA ‘Libertad’ y cuando tenía 9, le dije a mi mamá: ‘Imaginate cuando me vayas a despedir a mí’, y así fue”.

En ese momento, quien la supo guiar y aconsejar fue el sacerdote del grupo parroquial al que asistía, un capellán del Ejército Argentino. “Para mi familia fue una decisión inesperada porque estaba estudiando otra cosa. A mi mamá le costó más al principio por las distancias que nos separan y pensaron que no me iba a gustar, pero ahora me acompañan todo el tiempo y están muy presentes en mi vida”, contó Mariana, agradecida por todo el apoyo que recibió desde el principio.

Otra vida
Ella desconocía la vida que le esperaba dentro de la Armada antes de ingresar, lo único que sabía era que debía superar sus límites. “Mi primer desafío fue aprender a nadar y desde entonces no paro de incorporar nuevos conocimientos. Me gusta ver hasta dónde puedo llegar, es un estilo de vida distinto”.

“Para nosotros, los Guardiamarinas en Comisión, este viaje en la fragata significa llegar adonde queríamos llegar, y lo hicimos todos juntos. Mi sueño ahora es disfrutar, aprender y navegar”, contó Mariana y resaltó que este viaje de 8 meses va a ser uno de los más extensos de su carrera naval y por eso quiere aprovechar al máximo esta oportunidad de surcar los mares.

Asimismo, agregó que “el oficial de Marina debe aprovechar el lugar donde esté destinado para aprender. La Armada es una Institución que brinda muchas oportunidades para progresar constantemente. Somos una familia que crece, donde nos conocemos mucho y trabajamos en equipo”, concluyó.

Representantes argentinos en el mar
El 17 de marzo zarpó el buque escuela fragata ARA “Libertad” del Apostadero Naval Buenos Aires para dar inicio a su 47° Viaje de Instrucción Naval. Su itinerario incluirá 19 puertos del continente americano y la participación en el Encuentro Internacional de Grandes Veleros “Velas Latinoamérica 2018”.

La tripulación de casi 300 personas, al mando del Capitán de Navío Carlos Gabriel Funes, está compuesta por 26 oficiales, 76 guardiamarinas en comisión –de los cuales 11 son mujeres– y 192 suboficiales. Los tripulantes representan al país en el extranjero, a la Armada Argentina y a cada una de las provincias y ciudades de donde son oriundos; para el caso de Mariana Asín, su Junín natal.

Los guardiamarinas en comisión de la Escuela Naval Militar pertenecen a las Promociones 147° del Cuerpo Comando Escalafón Naval, 82° de Infantería de Marina y 103° del Cuerpo Profesional Escalafón Intendencia y completarán su formación general y profesional, cumplimentando con las exigencias del plan de estudios que desarrollaron durante los últimos cuatro años.

De esta forma, a bordo de la fragata, única escuela pública que enseña en el mar, se buscará alcanzar la excelencia académica y profesional de los futuros oficiales, incrementando sus conocimientos y brindándoles un valioso aporte cultural con la visita a puertos de América.

Las promociones de guardiamarinas fueron divididas en dos brigadas –Babor y Estribor–, que les permite desarrollar una mejor dinámica en la enseñanza entre las clases presenciales y las guardias por los distintos cargos del buque; y con el tiempo, estar en condiciones de efectuar actividades como el cálculo de derrotas, para oficiales navales; estudios del terreno, para los oficiales infantes de Marina; y cálculos logísticos, para los oficiales de Intendencia. Cumplen también con dos materias profesionales de 36 horas cátedra cada una en Derecho Internacional Marítimo e Introducción al Planeamiento Naval.

El viaje

Según reflejó el portal Gaceta Marinera, el viaje lleva un mes desde su zarpada y se estima finalizará el 17 de noviembre. Navegarán 25 mil millas náuticas equivalentes a 46.300 kilómetros. Del itinerario ya visitaron los puertos de Río de Janeiro en Brasil, Punta del Este y Montevideo en Uruguay y Buenos Aires. El 23 de abril zarparon rumbo a Ushuaia, Tierra del Fuego, para continuar hacia los puertos chilenos de Cabo de Hornos, Punta Arenas, Talcahuano, Valparaíso y Antofagasta. El recorrido continuará hacia El Callao (Perú), Guayaquil (Ecuador), Balboa (Panamá), Cartagena de Indias (Colombia), Santo Domingo (República Dominicana), Cozumel y Veracruz (México), Baltimore (EEUU), San José de Puerto Rico (Puerto Rico) y Fortaleza (Brasil).

El Encuentro Internacional de “Velas Latinoamérica 2018” comenzó el 25 de marzo en Río de Janeiro y se desarrolla durante el Viaje de Instrucción Naval. Es el tercero en su tipo, se realiza cada 4 años y en esta oportunidad es organizado por la República de Chile. Grandes Veleros de 10 países recorrerán ciudades de Latinoamérica y el Caribe propiciando un intercambio profesional, intelectual y cultural que fortalece los lazos de confraternidad y amistad entre las diferentes naciones y Armadas participantes.

Con la galera “Cisne Branco” de Brasil como buque guía; el velero fragata ARA “Libertad” de Argentina; el bergantín goleta “Esmeralda” de Chile; la bricbarca “Gloria” de Colombia; el bergantín goleta “Juan Sebastián de Elcano” de España; la bricbarca “Cuauthémoc” de Méjico; y la bricbarca “Simón Bolívar” de Venezuela se dio inicio al “Velas Latinoamérica 2018” y se espera que en los siguientes puertos del itinerario se sumen los Grandes Veleros de Perú, Ecuador y Uruguay.

Haciendo Obras 2

Más Leidas