Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

“Me arrancaron a los dos mejores hombres de mi vida”, dijo Colossi

La esposa de Walter Mastrandrea, el trabajador municipal que murió, el miércoles pasado, en la Laguna de Gómez ya había perdido a su hijo, Demian, hace cinco años.

Publicado

el

“Me arrancaron a los dos mejores hombres de mi vida. A cinco años la misma historia. Sin ambulancia ni médico”, sostiene Bettina Colossi

Universidad Siglo 21

La esposa de Walter Mastrandrea, el trabajador municipal que murió en la Laguna de Gómez ya había perdido a su hijo, Demian, hace cinco años. Había sufrido un siniestro vial en la misma zona. Ni el miércoles ni en 2013 había servicio médico o ambulancia para asistirlos.

Entre la muerte de Demian Hermann y Walter Mastandrea, pasaron cinco años y dos días.

Podríamos preguntarnos qué puntos en común hay entre las dos tragedias. Y son muchos más de los que se podrían suponer.

Entre las dos tragedias hay un nombre compartido: el de Bettina Colossi.

A una de las referentes de Estrellas Amarillas, un 12 de enero de 2013 la vida le daría un vuelco de 180 grados al recibir la noticia que ninguna madre espera tener que escuchar. Su hijo Demian, por entonces de apenas 17 años, en horas de la madrugada protagonizaba un siniestro vial en el Parque Natural Laguna de Gómez, en una de las calles pavimentadas y a la altura del Parador Milenium.

Según las crónicas policiales de entonces, Demian agonizó durante 40 minutos hasta que una ambulancia del servicio de emergencias se hizo presente. Para llegar había recorrido los kilómetros que la separaban desde la base de operaciones de Junín al balneario.

Era pleno verano y seguramente con temperaturas elevadas como las de estos días, tanto juninenses como vecinos de la zona e inclusive turistas, se concentraban en ese sector que no contaba con un servicio de asistencia médica permanente más allá de la sala sanitaria.

 

Cinco años después. Prácticamente cinco años después, poco se ha aprendido.

El miércoles a las 11:00 de la mañana, Walter Mastrandrea, un empleado municipal de 51 años y esposo de Bettina Colossi, compartía unos mates junto a sus compañeros después de haber trabajado por varias horas cortando césped. Fue entonces cuando se descompensó. Sus compañeros intentaron reanimarlo realizando resucitación cardio pulmonar pero nada pudieron hacer por salvarle la vida. Tampoco había ambulancia ni médico.

A pesar del profundo dolor que la atraviesa, Bettina, en diálogo exclusivo con Grupo La Verdad intenta armar minuto a minuto la mañana de Walter a partir de lo que le fueron explicando los testigos de la tragedia.

 

El relato. “Eran más o menor las 11:30 de la mañana y habían parado un ratito – estaban cumpliendo con las tareas asignadas – y ahí fue cuando se descompuso. Los compañeros, desesperados, empezaron a hacerle RCP. Ambulancia no había y la doctora, después de cumplir con su horario, se había retirado por lo que la salita se no tenía  médico. Sólo quedaba una enfermera que primero se negó a ir para no dejar sola la sala”.

Para Bettina, un compañero de su esposo “la llevó de prepo en el auto” hasta el lugar donde intentaban salvar la vida del trabajador.

Mientras tanto, “la ambulancia tardó más o menos 20 minutos. Pero ya era tarde. Y recién después se instaló una unidad de traslado”.

Y con el dolor a cuestas, Bettina  sigue “sin entender y tratando de sostener a su única hija  y a las mías que lo consideraban su padre. Él se me fue y mañana –por hoy-, hace cinco años que perdí al nene. Me arrancaron a los dos mejores hombres de mi vida. A cinco años la misma historia. Sin ambulancia ni médico”, finalizó.

Gobierno Local Bigsale

Más Leidas