Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Locales

Marcha en Junín: pedido de justicia por la muerte de Renzo Castillo

En las últimas horas hubo una marcha por las calles céntricas por parte de familiares y amigos. Mañana se repetirá la acción en el Hospital. El joven, de 16 años, que murió ayer, fue agredido de un piedrazo en la cabeza.

Publicado

el

Pidiendo justicia por Renzo Castillo, familiares, amigos y vecinos realizaron una concentración y marcha por las calles céntricas.
Apenas pasadas las 19 comenzaron a llegar a la Plaza 25 de Mayo, donde se encuentra emplazado el Monumento al General San Martín, portando carteles en los que rezaban “Siempre presente Renzo. Los pibes del barrio La Loma futbol club”, “Justicia”, “Fuerza a la familia Castillo” y muchas fotografías con el rostro del joven asesinado.
El pedido de los manifestantes estuvo centrado en un primer momento en exigir justicia, señalando que “se dijo que fue Poroto. Los chicos hablaron y dijeron que era él y ahora dicen que fueron dos menores. Esto no puede quedar así. Y si la policía no hace el trabajo que tiene que hacer, lamentablemente lo vamos a hacer nosotros, los familiares”.
Con el correr de los minutos se fueron acercando grupos fundamentalmente de gente joven hasta que a las 19:30 iniciaron el ya tradicional recorrido tomando Avenida Rivadavia hasta San Martín, de allí a Roque Sáenz Peña para luego tomar Avenida Arias y por último, Bartolomé Mitre hasta ubicarse frente al edificio del Palacio de Tribunales.
Fue el momento más tenso ya que en medio del batir de palmas y al grito de justicia, se pudo escuchar a la mamá de Renzo brindando detalles de lo que fue la intervención de los profesionales del Hospital Piñeyro.
Con mucha entereza y firme en el relato, Paula Soria, la madre de Renzo, rodeada de sus hijos, explicó qué había sucedido con su hijo en las dos oportunidades en las que fue asistido por personal del Hospital Piñeyro, al tiempo que pedía que “se investigue.
“Me lo cosieron y me lo dieron para que me lo lleve a mi casa. Cuando él entró – al Hospital la madrugada del sábado-, lo miraron, le sacaron una radiografía, lo cosieron, le dieron diez puntos. A las 6 de la mañana me llamaron para que lo fuera a buscar porque era menor. Le dieron un calmante y me lo llevé. Él no se escapó. Volvimos el domingo porque le daban puntadas. A las 10:30 le sacaron una tomografía y a las 11 lo operaron. Lo llevaron a terapia y dos horas después lo volvieron a operar”.
Paula Soria sostiene que la mañana del sábado –cuando el joven llegó por primera vez al HIGA “le dieron el alta porque le vieron una radiografía equivocada”.
Y el martes, “cuando a mi marido le dijeron que había muerto, llegó al hospital un escuadrón de la policía porque creyeron que íbamos a romper el hospital. A mi hijo me lo atendieron, pero tarde porque me lo devolvieron en un cajón”.
Ya cerca de las 20:20, los manifestantes comenzaron a desconcentrarse, anunciando que hoy volverían a marchar pero al hospital.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas