Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Mañana comienza la campaña “Otro final es posible”

Apunta a la recolección de residuos electrónicos y se desarrollará desde el lunes 1 de octubre y hasta el viernes 5 inclusive, en el horario de 9 a 14 horas y en el complejo polideportivo Beto Mesa, Primera Junta y Alvear

Publicado

el

Desde el lunes 1 de octubre y hasta el viernes 5 inclusive, en el horario de 9 a 14 horas y en el complejo polideportivo Beto Mesa, Primera Junta y Alvear, se llevará a cabo una nueva campaña de recolección de residuos eléctricos y electrónicos. La misma es impulsada por la subsecretaria de Medio Ambiente del Gobierno de Junín y el Servicio Penitenciario Bonaerense y es acompañada por la firma local, Sistemas Junín.

Perla Casella, subsecretaria de Medio Ambiente, fue quien confirmó esta campaña y dijo: “Es una satisfacción anunciar la tercera campaña de recolección de esta clase de residuos, los electrónicos, que seguramente todos tenemos en nuestras casas y muchas veces no sabemos que hacer y terminan siendo desechados en cualquier lado, a pesar de tener estos elementos componentes que son muy peligrosos”.

“Es muy importante que el vecino que tenga estos elementos se acerque al complejo polideportivo Beto Mesa desde el lunes 1 y hasta el viernes 5 de octubre de 9 a 14 horas. Allí estaremos recibiendo a todos los vecinos que se acerquen con sus residuos electrónicos”, remarcó Casella quien agregó que “como siempre, esta campaña es organizada por el municipio y el servicio penitenciario, sumándose esta vez, la empresa Sistemas Junín, que nos ayudará a obsequiar a cada vecino que se acerque, un plantín en forma de reconocimiento”.

La funcionaria, explicó que, cuando se habla de residuos electrónicos, “hablamos de residuos de computación, como mouses, computadoras, teclados, monitores, televisores. Quedan, como siempre decimos, excluidos de esta campaña los artefactos que conocemos como línea blanca, lavarropas, microondas, heladeras, ya que estos, no pueden ser reciclados”.

Respecto del circuito que tiene esta campaña, Perla Casella precisó que “todos los elementos recolectados son enviados al servicio penitenciario, donde hay un grupo de internos para revisarlos y aquellos que pueden repararse para ser utilizados nuevamente, se los repara y son entregados a diferentes instituciones de bien público. Los que no pueden ser reparados, se separan y los materiales reciclables son vendidos y con ese dinero, se envía a tratamiento, las partes peligrosas, en fin, es un programa con un fin social, ya que se trabaja con los internos, se dona a instituciones y los elementos peligrosos reciben el tratamiento que deben recibir para evitar que contaminen”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas