Luján Lugli y la mujer deportista - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Pronto Pago
Pronto Pago

Deportes

Luján Lugli y la mujer deportista

En el mes de la mujer, la basquetbolista y triatleta de Junín dialogó con LA DEPORTIVA sobre el crecimiento de los deportes femeninos.

Publicado

el

Aunque ellas siguen siendo minoría, cada año crece más el deporte femenino. La ley del deporte no las reconoce como profesionales y sufren algunas dificultades como premios diferentes, menos atención de los medios de comunicación, aunque cada vez más organizadores, sobre todo de grandes torneos, se suman a la igualdad.

Pero han tomado conciencia de sí mismas como colectivo y se reivindican cada día en la cancha y con peticiones específicas como contratos profesionales, más recursos y subvenciones, hasta la igualdad en la dirección de los organismos deportivos (federaciones, árbitros, y hasta periodistas).

Seguimos lejos de algunos de esos logros, pero como en tantas otras esferas, como en el mercado laboral, la política, la judicatura o la universidad, el avance de la mujer en el deporte ha sido espectacularmente rápido y ya resulta imparable.
La juninense Luján Lugli de 25 años practica triatlón y básquet desde chica. Al respecto dialogó con LA DEPORTIVA y sobre esta inclusión de la mujer en el deporte comentó: “Hay muchos deportes que incluyeron a la mujer, hoy en día las mujeres empezamos a ocupar más lugar y empezamos a abarcar más. Siempre hay chicas nuevas y más las nenas que se pretende que sigan”.

COMPETENCIA

Al consultarla si había competencia cuando comenzó a jugar al básquet en el Club Junín, contó que “había competencia, pero muchas veces había que suspender por falta de árbitros, por el costo de los viajes, no había tantas jugadoras entonces los torneos eran más cortos. En el último tiempo el torneo estaba bueno, había muchos clubes y muchas jugadoras”.

ESPACIO

En cuanto a si tenían espacio para entrenar al básquet señaló que “nos daban el espacio, pero antes te daban el lugar que quedaba. Por ahí te quedaba a las 3 de la tarde o hemos entrenado a las 10 de la noche, cuando terminaban los varones ahí podíamos entrenar nosotras, dependíamos de ellos. De a poco se empezó a buscar el espacio, el lugar y en varios clubes se empezó a tomar horarios centrales, todavía está esa lucha, pero el femenino siempre está”.

ENTRENAMIENTOS

También sobre las prácticas de básquet, dijo: “Tuvimos varias veces entrenamiento mixto y hemos jugado partidos contra los varones. En todos los clubes los técnicos y los varones se portaron re bien, siempre nos daban el espacio, por ahí no teníamos un entrenamiento, pero nos hacían ir a jugar un partido contra los varones que estaban en ese momento, y ellos re bien porque tienen más fuerza, pero fue excelente, estaba bueno”.

VESTIMENTA

Sobre si el club les daba la vestimenta para jugar al básquet, explicó: “Al principio usábamos la ropa de los varones, nos quedaban enorme, hasta nos ha tocado lavarla nosotras. Pero después todos los grupos de básquet femenino empezaron a gestionar su propia indumentaria y cambia, porque lo haces más entallado, más al gusto de uno. Hoy en día el club se encarga o con el grupo hacemos rifa y se gestiona la ropa”.

BÁSQUET FEMENINO

Por otro lado opinó del nivel del básquet femenino: “Veo que está competitivo, con la aparición de otros deportes, pasó que muchas jugadoras de básquet se fueron a otros deportes, pero la idea es seguir apoyando al femenino en todas las disciplinas. El básquet necesita un poco más de apoyo y la idea es hacer más competencia, no solo regional, sino poder competir en otros lados también”.

INICIOS

Además contó cómo fueron sus inicios en el básquet y resaltó: “A mí me apoyaron, pero tengo conocidas que iban a escondidas a básquet, o decían que iban a voley y se iban a básquet. Había un prejuicio que todavía no era un deporte de mujer, pero hoy en día eso ya desistió. Socialmente nunca lo sentí, pero muchas chicas que jugaban si sentían eso, con la ropa, un deporte de contacto, que lo juegan los varones, esos comentarios según la personalidad de cada uno, a algunos lo hieren un poco más que a otros, pero hoy ya está instalado”.

TRIATLÓN

Luján también practica triatlón, por lo que manifestó: “Es un deporte totalmente distinto al básquet, nada que ver. Las competencias bastante bien, en el triatlón es mixto, solamente en elite en algunas competencias hacen diferenciado. Nosotros arrancamos con la natación, en el agua todos tienen gorra y antiparras, y no sabes si al lado tenes un varón o una mujer, por ahí te comes ciertos codazos, piñas o patadas, pero en ese momento somos todos iguales. No ves nada y por ahí en ese tema nosotras estamos en desventaja por la fuerza de los varones. Pero después en competencia no se nota esa diferencia, yo no tuve nunca problemas de género”.

Y finalizó: “Ya hace varios años que los clubes de acá están metiendo el deporte femenino, en triatlón somos pocas. En una competencia donde hay 500 atletas, capaz que 100 son mujeres, pero yo incentivo a que se animen a competir, que las chicas se sumen más”.

Todo Chevrolet

Más Leidas