Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Luego de siete años, buscan una alternativa para el inmueble del ex cine San Carlos

“El municipio acá podría ser el gran protagonista, porque podría hacerse un centro cultural de magnitud, porque tiene una acústica impresionante”, dijo el rematador Francisco Corugeira.

Publicado

el

Por Redacción La Verdad

En la sesión del Concejo Deliberante que se llevó a cabo ayer, la empresa Zurro SA, propietaria del ex cine San Carlos, solicitó rever la situación del inmueble para que se revierta su condición de patrimonio de la ciudad.

Hace siete años que está cerrado y hoy sus dueños buscan poder hacer algo.

Francisco Corugeira es agente inmobiliario y dio detalles de la situación a La Verdad, explicando que “el cine San Carlos es un ícono de la ciudad. Tiene 2500 metros cuadrados, 26 metros de frente por 52 de fondo y 2500 butacas, está en un estado bueno pero el paso del tiempo lo va deteriorando. Ahora, los dueños quieren tomar alguna determinación porque es un inmueble muy valioso. A las claras está que con la ubicación que tiene, serviría para cualquier emprendimiento. El cine cerró sus puertas hace ya unos siete años y no nos cabe ninguna duda que el municipio acá podría ser el gran protagonista, porque podría hacerse un centro cultural de magnitud, porque tiene una acústica impresionante. Me apena pensar que pueda desarmarse para hacer otra cosa pero no quedará alternativa”.

Luego, dijo que “el ex cine Crystal, otro ícono de la ciudad, se transformó y hoy es un centro comercial. En este inmueble, seguro que terminarán haciendo algo importante, aunque confieso que no se nada por el momento, sólo que esto que los dueños han pedido. Así no le sirve a nadie y es por eso que hay que tomar una determinación”.

Posibilidades
Corugeira se reunió con el intendente Pablo Petrecca y estuvieron hablando sobre el tema.

Relató que “el Intendente dejó en claro que a la ciudad le vendría bien tener un lugar así pero no pueden tocar una butaca y hoy tienen cosas más importantes para resolver. El valor del inmueble es millonario, pero todo es conversable. Los dueños son muy accesibles y son una sociedad anónima. En un momento, hubo un grupo de 50 personas de Junín interesadas en el edificio que, en aquel momento, podrían haber hecho la inversión.

Hoy por hoy hay empresas que tienen fundaciones y podrían hacer el gasto, creo que no es imposible. El edificio tiene múltiples variantes y hay arquitectos que así lo confirman”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas