Seguinos en
LT20 Radio Junin

Deportes

Luciano Araya en el fútbol de Bangladesh: “Tengo muchas ganas de seguir adelante”

El delantero juninense se afianza en el Sheik Jamal Damondi de la primera división del fútbol de Bangladesh. Ayer volvió a convertir en el empate de su equipo 2 a 2 por la tercera fecha del torneo.

Publicado

el

El delantero Luciano Araya, surgido en las divisiones inferiores de Rivadavia de Junín, con 25 años de edad pasó por varios equipos, entre ellos El Linqueño y Rivadavia de Lincoln, Unión San Felipe en el fútbol chileno y el año pasado en Sports de Salto, ahora disfruta sus primeros meses en Bangladesh.

Luego de algunas pruebas y sin tener la certeza de quedar en el equipo de primera división del Sheik Jamal Damondi, que tiene a Ariel Colman como entrenador y a Diego Rojas como preparador físico, el jugador juninense fue confirmado en el plantel que logró llegar a semifinales de la Copa de pretemporada, donde hizo su primer gol, y en la tercera fecha del Campeonato Oficial volvió a convertir.

Lucho dialogó con LA DEPORTIVA sobre su llegada a su nuevo equipo y contó: “Es un club lindo que es grande y que se hace difícil llegar y hacerte rápido. Acostumbrarte al calor, a la vida y al mismo fútbol. Pero acá hay gente que me ayudó muchísimo como son los profes Ariel colman y Diego Rojas. Cuando llegué ellos estaban acá y me salvaron, les estoy muy agradecido. El mismo día que bajé del avión tuve un amistoso, había un chico de Gambia probándose en mi posición que venía de jugar en la primera división de India, jugó un tiempo él y el segundo tiempo jugué yo y se ve que guste más”.

Y agregó: “Practiqué con el equipo una semana, estaba a punto de cerrar el libro de pases y jugamos otro amistoso porque venían dos delanteros más, uno ruso y otro de Nigeria, había dos cupos y éramos tres. Otra vez me tocó esperar y jugar en el segundo tiempo. El equipo iba perdiendo y gracias a Dios entré y la primera que pateo al arco empaté el partido y bueno, se fue el de Nigeria. Llegué con poco tiempo y así se dio”.

SUS PRIMEROS PARTIDOS

Con respecto a sus primeros partidos explicó: “Jugamos una Copa donde pude hacer un solo gol. Llegamos hasta semis y quedamos eliminados. Hace dos fechas arrancó la Liga que es muy importante en el país y jugamos la tercera y pude convertir. Vamos por buen camino. Me siento mucho mejor físicamente y mucho más adaptado. Esperemos que sea todo para bien y pueda seguir convirtiendo. Tengo muchas ganas de seguir adelante y confío en que va a ser así”.

CÓMO SE JUEGA EN BANGLADESH

Al consultarlo sobre el fútbol en Bangladesh: “El fútbol es muy físico, se corre y chocan mucho, aunque siempre se encuentran espacios. Un poco distraídos a la hora de marcar y de eso hay que aprovecharse. Los estadios que conozco hasta el momento son dos, la Copa que se jugó en el estadio de Daka que es donde jugamos de local es muy lindo y gigante, cuando llegué me impresionó, los vestuarios, la cancha, la tribuna de 10. Y el otro que conozco es en las afuera de Daka, que es la capital de Bangladesh y también es lindo pero no del nivel del anterior. En 5 días voy a conocer otro estadio, contento por la experiencia y con ganas de gritar un gol”.

LA ADAPTACIÓN

Mientras que de la adaptación resaltó: “Me adapté bien, costó pero ya me siento mejor, hago vida normal. Estoy en casa donde vivo con otros compañeros, me levanto y tomo unos mates. A veces me cocino yo, y también tenemos un cocinero, voy a entrenar, vuelvo a casa, meriendo y miro tele o voy al gimnasio. Hablo con mi familia que gracias a Dios son gigantes, están atentos en todas y eso me ayuda mucho, mi señora que me banca desde Junín, ella está haciendo un esfuerzo enorme con mis dos hijos. Y bueno, así la llevamos. El idioma se habla mucho el inglés. Apenas llegue no entendía demasiado. Las indicaciones del técnico y los movimientos que me pedía él sé. Una vez que firmé Ariel Colman me recomendó un profesor para aprender inglés y ahora no hablo a la perfección pero me llevo mejor jajaj (risas). Del idioma bangla me aprendí dos palabras nada más, es muy difícil, hablan muy rápido jajaj (risas)”.

ESTAR LEJOS DE LA FAMILIA

Por último dijo: “Estar lejos de mi familia es lo que más me costó. Fue muy difícil pero tengo 25 años, lo hablamos bien con mi señora, lo entendió y sabe que todo este esfuerzo es para nosotros. Cada vez que entreno y juego pienso en el esfuerzo que hacen desde allá y eso me motiva a mí”.

MÁS DEPORTES

Más Leidas