Lubricentro Alciati, la mejor forma de cuidar tu vehículo
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

AMB

Lubricentro Alciati, la mejor forma de cuidar tu vehículo

Por su atención y experiencia en el mercado es una referencia para todos los juninenses. “El plantel está sumamente capacitado para llevar a cabo la tarea”, afirmó Doro Alciati en diálogo con AMB.

Publicado

el

Ubicado en la histórica esquina de Benito de Miguel 799, Lubricentro Alciati se transformó en un especialista en el cuidado de los vehículos. Por su atención y experiencia en el mercado es una referencia para todos los juninenses.

Además de todos los productos y servicios que ofrece la YPF más importante de la ciudad, el Lubricentro cuenta con tecnología de avanzada que permite mantener los autos en las mejores condiciones para rendir al máximo de potencia.

AMB dialogó con Doro Alciati, referente de la empresa, quien contó los servicios que se brindan a diario, incluido sábados y domingo, días particulares que ninguna otra estación lo realiza.

En el comienzo, Alciati realizó un racconto del lubricentro en la histórica esquina.

“El lavadero y el cambio de aceite arranca en 1952. Yo, a los 14 años empecé a trabajar ahí. Tengo un bagaje impresionante y lo vuelvo a exponer en la actualidad.

Los lubricentro sufrieron varias crisis. En un momento de la historia se vieron afectados. Antes, los únicos lavaderos eran los que estaban en las estaciones de servicio. Pero en la década del 90, hubo un fenómeno de los lubricentros y de los lavaderos clandestinos, que no pagaban impuestos y estaban en negro. Empezó a atentar contra los lubricentros tradicionales y contra las estaciones de siempre.

Para nosotros era algo muy arraigado, un servicio especial, porque fue lo primero que hicimos. Luego se anexó el combustible”.

En la misma línea, contó detalles de la actualidad y dijo que “lo continuamos por una cuestión que es que nos marcó para siempre. Trabajábamos seis personas, ocho horas diarias. El lubricentro lo mantuvimos hasta el año 2012. Ahí hicimos una de las refacciones más grandes de nuestra vida.

Derrumbamos el sector tradicional que era el lavadero para poner al día la estación. Esa obra fue muy significativa y la pudimos concluir a fines de 2017.

Desde febrero pasado, justo cuando estábamos por inaugurar el lubricentro, nos frenó la pandemia. Invertimos en la formación de los lubriexpertos, en capacitarnos en trabajos que realiza YPF que son muy exigentes.

Nosotros hacemos lo de Boxes y un poco más, no nos conformamos. Es decir podemos cambiar la correa de distribución, si los discos están con un desgaste los llevamos a una casa de frenos, cambiamos el líquido de freno. Este elemento perdura pero tiene una cierta durabilidad. Se nota cuando vas por encima de 130 km por hora. Está bueno sacarlo y recambiarlo”.

Profundizando el tema, explicó que “los interesados se pueden comunicar por WhatsApp, por instagram, pueden llamar a la estación o ir directamente. La clave nuestra también es el postservicio. Anotar todos lo relacionado al trabajo y llevar un control y seguimiento exacto del vehículo.

También tenemos el servicio de escaneo que muestra la computadora sobre algún error que puede tener el auto. Hay veces que a simple vista no se pueden ver ciertas cosas, pero cuando lo conectás la computadora te muestra todo.

A mí me gusta hacerlo así, bien y completo. Me crié ahí y entiendo de este rubro. Aprendí y si bien hoy son tiempos nuevos, el plantel está sumamente formado para llevar a cabo la tarea. Ellos también hicieron cursos en Rosario, por ejemplo. Siempre estamos pendientes de actualizarnos y tener todas las herramientas apropiadas.

Otra cosa relevante, que hacemos es que controlamos la calidad de la batería. Tenemos un dispositivo que marca la vida útil. También controlamos la calidad del agua refrigerante, eso es algo abandonado por la gente pero que realmente es importante porque todo trae óxido, corrosión y se pierden las propiedades.

El lavadero caducó y el lubricentro sigue desde siempre. Nosotros trabajamos el sábado, y domingo a la mañana. Quizás alguno en la semana no puede, y acá tiene para hacerlo el domingo. Todas las marcas prácticamente tienen un vínculo con YPF. Ford, Toyota, Fiat, Volkswagen, Hyundai, Scania, entre otras”.

Histórica estación
YPF Alciati está próximo a cumplir 70 años de historia. Toda una vida ligada a la actividad en donde fue traspasando de familia en familia. Un verdadero orgullo para los Alciati pero también para Junín por contar con semejante empresa.

“Siempre estuvo ahí. Donde ahora está el ServiCompras estaba la parte vieja. En la obra del 2012/2013, unificamos los lotes, barrimos todo lo antiguo y anexamos una playa nueva. Somos la estación que más vendemos en Junín. Tenemos eso y vivimos cinco familias de ahí. Nos costó muchísimo. Había que jugársela y lo hicimos”.

¿Futuro eléctrico?
Consultado sobre el futuro y los autos eléctricos, Doro analizó que “uno tiene que estar supeditado a las tendencias, no podemos ser ajenos. Obviamente están las energías alternativas y uno ve una inclinación a lo eléctrico. Si bien hay muchísimos indicios y acciones en el mundo, es como que las compañías todavía no ofrecen nada. Hay todavía mucho petróleo por consumir, esa es la cuestión. Mientras las fábricas terminales no digan nada, no va a suceder nada. De todas maneras las grandes marcas están desarrollando esta nueva energía.

Lo miramos con una cierta preocupación pero automáticamente tenemos que tener la capacidad para virar y estar sujeto a ese cambio y seguir en el negocio. No descarto en un futuro tener surtidores con electricidad y atender vehículos eléctricos. No es tan lejano pero hay muchos intereses de por medio”.

Familia Alciati
“La empresa está hace casi 70 años. Cada uno fue cumpliendo un rol dentro de la estación. Mi abuelo la fundó en 1952. Mario Silfrido Alciati, él vino de Italia y se fue a vivir a Vedia. Hizo un pozo en un campo y le tiró chapas arriba para vivir. Así empezó. Luego siguió mi viejo y en 1985 empecé yo. Fue algo fuerte, era su escuela y no tuvimos alternativa. Tengo una hermana y un hermano, que también son parte importante.

Para mí la estación es todo. Soy muy respetuoso aunque tengo una personalidad muy fuerte. Soy exigente desde chico pero nunca dejé de trabajar en la estación, me formaron para eso. Terminé la primaria y ya estaba trabajando. Es un negocio extremadamente demandante, los 365 días del año. Siempre estuvimos muy pendientes y por eso tenemos ese prestigio ganado”, cerró finalmente.

Suplemento AMB

Más Leidas