Los trastelones de la noche trágica en el supermercado Sky - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en

Junín

Los trastelones de la noche trágica en el supermercado Sky

Los asesinos se habrían llevado mas de 3.500.000 pesos e investigan si hubo algún mensaje implícito por el ensañamiento ejercido contra las víctimas. Ayer fue pedido por vía diplomática la extradición de la pareja criminal.

Publicado

el

Treinta horas después del hallazgo de los cuerpos de los tres supermercadistas chinos asesinados, los sindicados terminaban retenidos en Dubai gracias al pedido de captura librado desde Junín a Interpol.

Pero para llegar a tal resolución, en Junín y con base en la UFIJ 1 que dirige la Dra. Vanina Lisazo, se vivieron horas de intenso trabajo, pesquisas, traslados de personal, pericias, autopsias, declaraciones testimoniales. Era necesario retroceder en el tiempo. Buscar qué había sucedido en las vidas de “Erick, Lili y el tío”.

Un minucioso relato fue el que la fiscal brindó en una nota realizada en Diario La Verdad.

-¿Qué cuadro encontró al llegar al supermercado?
-A Lili en el baño de abajo, con la cara tapada con una bañadera de plástico de bebé. Al tío arriba, en el sector que sería de los dormitorios. A simple vista se veía el degüello y algo de sangre en el pecho.
Abajo, entre el depósito y el supermercado estaba Erick. En él sí se notaba que tenía heridas en la cara, degüello y evisceración y el rostro cubierto. Fue el más agredido y nos dio el mayor marco de sangre dado que las agresiones fueron vitales. Muere al lado del exhibidor de golosinas, que es donde se encontró mayor presencia de sangre. Luego lo arrastran hasta el depósito. Además había un goteo que sería el de una persona que fue caminando al lado, dándonos la pauta que teníamos a un homicida herido.

– ¿Llegaron pronto las primeras pistas?
-En ese primer momento, lo que sabíamos por la poca información que nos daban los familiares que se iban acercando, era que ellos habían recibido a dos empleados el día anterior. Un matrimonio. Nos decían, “tendría que haber cinco y hay tres. Faltan dos. Robo, robo, robo”.

-¿Cuál es la conexión entre víctimas y victimarios?
-A través del We Chat. Allí ellos escriben en su idioma, se conectan, ofrecen trabajo. Así habían ubicado a un primer matrimonio que había llegado ese lunes (tres días antes) pero después de recorrer el lugar, no les gustó y se fueron.

-Entre esa primera pareja y Lili y Erick hubo una discusión?
-Sí. Inclusive hubo amenazas. Fue lo que al principio nos hizo pensar en la mafia – hasta ahora no lo podemos descartar-. En ese enfrentamiento les decían te vamos a mandar a los chinos. Pero los familiares acá explicaban que había habido un problema de dinero, algo menor, relacionado con el pago de un remisse ya que se querían ir.

¿Cuándo aparecen en escena los asesinos?
-Llegan el miércoles (presuntamente a trabajar), recorren el supermercado, toman contacto con las cámaras, las cajas, se interiorizan de los movimientos. Esa noche, cuando se van los repositores, la verdulera y la carnicera, estaban adentro del supermercado.
A esa hora ya estaban planeando lo que harían.

-Descubierto el triple homicidio, ¿cómo empieza la investigación?
-No teníamos nada que nos diga quienes eran ni cómo habían llegado. Nada. Encima cuando huyen se llevan los celulares de Lili y Erick y los dos DVR con todas las cámaras del supermercado. Nos dejaron ciegos. No teníamos las caras, ni los podíamos rastrear por los celulares.
Después encontramos una de las cámaras interiores que mostraba que hasta las 22:50 hubo movimiento normal. Se la ve pasar a Lili con ellos dos detrás, como haciendo tareas normales. Es el último movimiento. Después los vemos a las 00:24, en una cámara de la calle saliendo como para Avenida San Martín. Le piden un remisse a una conductora que pasaba. Se asusta y se va. Después paran a otro –vehículo- que era un efectivo policial que salía de la guardia en Fiscalía. Es quien llama al remisse de Junín.

¿El testimonio del remissero de Junín fue central?
Cuando lo ubicamos supimos hasta dónde los llevó, dónde los dejó, cómo estaban, habló del intercambio de auto que hubo entre Chacabuco y Carmen de Areco, lo describió y habló de una valija y saber que ahí pasaron una valija. Pudimos buscar videos en peajes y estaciones de servicio. Desde la DDI Junín y Comisaría Primera se movieron inmediatamente para rastrearlas. Se consiguió identificar el remisse y al otro día a las 10 de la mañana ya lo teníamos acá en Junín con el coche secuestrado, las manchas de sangre y la valija que le habían dejado.

-¿Qué declaró el chofer del remisse que llegó de CABA a buscarlos?
-Que ella (la imputada) lo había llamado a las 20 hs. (del miércoles) para que los venga a buscar y que a las 23 le adelantó el viaje. Es cuando se encuentran en la ruta, cambian de coche (con el remissero de Junín), cargan la valija y se van. En el camino paran en Farmacity y en una estación de servicio. Ella le pide el celular al chofer porque no tenía carga en el suyo y cuando le pide que se le devuelva, ella le dice “lo tiré. Perdóname, después te doy la plata para que te compres otro”. Ya en CABA los deja en un motel a tres cuadras de Cabildo y Juramento y ellos le piden que los pase a buscar a las 11 porque tenían que hacer diligencias.
Cuando vuelve los lleva hasta una agencia de turismo, después a un local comercial de ropa donde se cambian. Él aparece con una campera camuflada y se cambia las ojotas por un par de zapatillas. Ella también. Luego van a un supermercado chino en la zona de Vicente López.

-¿Qué hicieron en el supermercado de Vicente López?
– Cambiar dinero. Se pudo determinar primero por los dichos de un repositor, que escuchó la maquinita de contar efectivo pero que no tenía idea qué había pasado adentro. Y cuando mandamos hacer un allanamiento, traemos a una mujer china detenida y el sábado nos cuenta todo.

-Volviendo al remissero de CABA…
-Después del supermercado se hacen llevar a Ezeiza y en el camino paran en algún lugar cerca del riachuelo, ella se baja, tira algo y siguen. A las 16:30 de ese jueves los deja en el aeropuerto.

– ¿Viajan investigadores siguiendo los rastros?
-Sí. Empezamos a ir a cada uno de los lugares. Lo de Ezeiza lo tuvimos enseguida pero todavía no sabíamos los nombres de los chinos que se habían ido del país aunque teníamos las fotos y sabíamos que eran ellos, por las caras y las vestimentas. Eran y estaban ahí.

-¿Mientras tanto?
-Llegamos a la agencia de turismo y establecimos los nombres, lo que habían pagado, el vuelo, el destino, pasaportes. Faltaban dos horas para que aterrice el avión en Dubai. La llamé a la Jueza (de Garantías, Dra. Marisa Muñoz Saggese) y le pedí la captura internacional..

-Recuperaron los DVR …
-Sí. Pasamos a Gendarmería la ubicación que nos marcó el remissero y lograron sacar los DVR del Riachuelo. Ahora vamos a tener a Erick filmado, cuando lo masacraron.

-¿Se sabe ya cuál era la situación en la Argentina, de los ciudadanos chinos retenidos en Dubai?
-No tiene ningún ingreso. Ella es la tercera vez que sale del país pero nunca entró. Él, era la única salida pero tampoco se sabe por dónde ingresó.

-¿Qué robaron en el supermercado?
Dinero de dos cajas registradoras y de una caja fuerte que encontramos violentada. Ellos siempre guardaban dinero en el dormitorio por lo que nos dijo el padre de Erick que vino –desde China- a recibir los cuerpos. El dueño es él y ya le entregué la llave.

-¿Cuánto dinero se habrían llevado?
-Calculaba que tres millones seiscientos mil pesos más o menos.

-¿Cómo sigue?
-Tomando testimonios y cerrando cada cosa que estoy diciendo para que no quede ningún cabo suelto.

-¿Cuál es la imputación?
-Triple crimen triplemente calificado criminis causa, premeditación y ensañamiento.

-¿Fue establecido el móvil?
-Creo que el móvil fue el robo. Ahora, si hay atrás algún tipo de mensaje, -porque no es normal el ensañamiento innecesario sobre todo con Erick-, lo vamos a determinar.

-¿Puede haber alguna conexión entre la pareja de chinos que dejó Junín el lunes y los asesinos?
-Conexión, hasta ahora, ninguna. Pero tenemos todos los datos para seguir esa pista también

-¿Cómo lograron resolver el triple crimen en treinta horas?
-Por el trabajo en equipo. El confiar en que cada uno supiera hacer su tarea y poder descansar en eso. Colaboró muchísima gente fuera de mi UFIJ, que son tres personas –Gabriela Bonópera, Facundo Rodríguez y Natalia Iparraguirre-. Además, DDI, Comisaría Primera, el municipio que hasta me prestó intérprete que no teníamos. Al lugar de hecho me acompañó el Dr. Carlos Colimedaglia, secretarios. G¿Tuve mucho acompañamiento.

Más Leidas