Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Los tamberos pierden $2 por cada litro que se produce

“Debemos buscar una solución para que los tambos dejen de cerrar”, manifestó Clara Russ.

Publicado

el

Los integrantes de la Mesa de Lechería se reunieron con el ingeniero Alejandro Sammartino, Director Nacional de Lechería de la Secretaría de Agroindustria, en las instalaciones de la Sociedad Rural, donde intercambiaron opiniones para tratar de solucionar el problema del cierre de los tambos en la región, entre otros puntos. Desde el 2016 a la fecha cerraron 5 tambos de los 11 que había.

La productora Clara Russ comenzó diciendo que “la mesa de lechería se formó hace un mes y está integrada por productores de Junín y de la región. La idea es plantear nuestra problemática actual y la gran preocupación son los tambos que han quedado en el camino los últimos años. Debemos buscar una solución para que los tambos dejen de cerrar”.

Situación difícil
Sobre la realidad que está viviendo el sector, el ingeniero Juan Pastra destacó que “los tambos están atravesando una difícil situación en todo el país. Que se cierren trae aparejado una situación colateral y es la gente que se queda sin trabajo. Cualquier tambo emplea alrededor de cuatro familias y al no haber trabajo en la actividad, no les queda otra que hacer changas. La situación social es preocupante. En la actividad, hoy se está perdiendo entre $1.50 a $2 por cada litro que se produce, por lo cual están trabajando en rojo y se están endeudando”.

“Hoy nos visitó Sammartino y se encontró con una difícil situación y hay que reordenar todo. Pero hacer esto lleva tiempo, y hay tambos que no están en condiciones de esperar. Del tambo vive mucha gente, porque también hay que tener en cuenta a los proveedores de insumos y de servicios, que también ven afectada su actividad. Todo esto redunda en que haya menos dinero danto vuelta”, recalcó.

Escenario complejo
Para finalizar, Alejandro Sanmartino, remarcó que “a partir de un escenario tan complejo y dificultoso que atraviesa la Argentina, el campo en general y la lechería, en particular, la intención con la Mesa de Lechería fue intercambiar visiones y contar la agenda de trabajo que venimos llevando adelante. Creo que hay que cambiar las cuestiones estructurales para salir de esta crisis y para eso hay acciones a corto y largo plazo. La variación del tipo de cambio ha golpeado fuertemente en los costos y los números del campo, y el productor necesita que el gobierno le diga que es consciente de lo que ocurre. Ahora, la medida más urgente, es el tema del financiamiento para poder resolver los problemas. Hay que entender que es la primera vez que existe una política lechera en términos de ordenar, transparentar y expandir el sector”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas