Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Los Ponce de León, un equipo familiar

El ingeniero Mariano junto con su papá Roberto, son los responsables de la preparación del Ford Nº 23 del Turismo Carretera que conduce Gabriel. Los juninenses compiten de igual a igual ante grandes estructuras y equipos oficiales que tiene la principal categoría del automovilismo nacional.

Publicado

el

El ingeniero Mariano Ponce de León junto con su papá Roberto, son los responsables de la preparación del Ford Nº 23 del Turismo Carretera que conduce Gabriel Ponce de León.

Un equipo familiar que viene teniendo en las últimas carreras el resultado esperado, el Ingeniero Mariano director del equipo Ponce de León Racing Team, dialogó con LA DEPORTIVA del Diario La Verdad sobre este presente y distintos aspectos de la estructura juninense.

En el inicio de la charla “Nano”, sobre como vinieron trabajando, explicó que “trabajamos mucho con mi viejo todo el verano, sin parar, hicimos varias modificaciones en el auto.

En las últimas dos fechas del año pasado anduvimos bastante bien, habíamos mejorado mucho a lo que habían sido las carreras anteriores.

Hicimos varias reformas, en especial en la parte trasera del auto, además lo pintamos completo y arrancamos el año cero kilómetro”.

Luego continuó, señalando que “hicimos un service profundo para arrancar la carrera, así sólo se hace el mantenimiento nada más de los elementos que más sufren.

En las pruebas de Olavarría funcionó bastante lógico en las primera vueltas, luego con la adquisición de datos mejoramos la tracción, trabajamos mucho en partes de suspensión, amortiguadores, resortes, que las ruedas vayan apoyadas al piso.

Con respecto al motor, expresó: “El motor también mejoró bastante, Rody Agud trabajó mucho y se fue notando a medida que fueron pasando las carreras”.

 

El trabajo de Pity. En tanto sobre el trabajo de su papá Roberto Ponce de León, Mariano explicó que “en el taller mi viejo trabaja en la transmisión, caja, diferencial, portamazas, rulemanes, frenos; todo esa parte no se terceriariza nada, o lo menos posible”.

 

La función de Mariano. Al consultarlo puntualmente sobre su función, dijo que “me dedico a pensar en los cambios para la próxima carrera, la parte aerodinámica, la matricería, lo de fibra de vidrio; partes de suspensión. Si hay que fabricar algún elemento nuevo, barras que son libres, tornería, soldaduras y desarrollos”.

 

La última en La Pedrera. Sobre última carrera donde hicieron podio, destacó que “fuimos a un circuito nuevo, sin referencias puntuales.

Arrancamos bien el fin de semana, no tuvimos una buena clasificación porque fue enredada, luego el sábado fuimos los que más mejoramos y logramos ser los más rápidos.

El domingo en la serie, precisamente en las primeras vueltas no pudimos correr a Canapino, pero cuando se calentó todo anduvimos más rápido que él”.

Con respecto a la final, manifestó que “hicimos un cambio en la alineación, mejoró mucho, tal es así que Gabriel hizo el récord de vuelta en la 17.

Antes de finalizar sobre el tercer lugar conseguido, señaló: “Estoy muy feliz cuando se da este resultado, ante grandes estructuras, equipos oficiales, con mucho más presupuesto. Esto es todo muy familiar por eso también se disfruta más”.

Sin ninguna duda que la familia Ponce de León es un claro ejemplo que con esfuerzo, sacrificio y mucho trabajo todo se puede. Cada uno en lo suyo, por pequeño que sea su granito de arena, contribuyen para que después en la pistas se vean los resultados.

Roberto, Nilda, Gabriel, Mariano, Karina, los Ponce de León: un ejemplo a imitar…

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas