Seguinos en
Expo Junin 2019
Expo Junin 2019

Locales

Los médicos en pie de guerra contra la Caja de Previsión Provincial

En busca de salarios, jubilaciones, pensiones y subsidios dignos, los profesionales decidieron agruparse y manifestar.

Publicado

el

De un panfleto a un grupo de Telegram conformado por 1350, así fue creciendo la lucha que los profesionales del Distrito I del Colegio de Médicos de la provincia mantienen contra la Caja de Previsión y Seguro Médico provincial. Hoy, el “Proyecto Luchemos contra Caja Provincia” va ganando adeptos en el territorio bonaerense y busca solucionar los inconvenientes de los profesionales a la hora de ejercer la medicina.
Según afirmó Zulma Fernández, presidenta de la Asociación de Profesionales del Hospital de Niños de La Plata, a Grupo La Verdad, los médicos “vienen sosteniendo y pagando cuotas de aportes, cuyos aumentos superaron los de los gremios a nivel provincial, sobre todo a los de hospitales públicos”.
El reclamo para que la remuneración sea acorde al nivel de especialización comenzó, hace mucho, en La Plata, en el Distrito I, donde los médicos tienen entre 3 y 4 trabajos por la cantidad de gastos que sostienen, no sólo para ejercer, sino que también para seguir capacitándose.
Por esta razón, desde la asociación liderada por Fernández, decidieron charlarlo a nivel hospitalario. “Para poder hacer esto estudiamos el balance de la Caja. Cada uno compartió su opinión y hubo consultas legales. Ya que estudiamos, hicimos un panfleto para ver qué diagnóstico de situación tiene la provincia. Nosotros queríamos hacer una juntada de firmas en La Plata, pero el panfleto tuvo más de mil compartidas”, afirmó.
A través de ese panfleto, el grupo comenzó a observar el consenso y desde ese momento el reclamo se hizo cada vez mayor: “A raíz de eso empezamos a elaborar todo un diagnóstico de situación. Inocentemente pensamos en abrir un grupo de WhatsApp para los médicos del Distrito I y nos vimos superados. Hoy tenemos un grupo de Telegram donde hay 1350 médicos.
Hubo toda una organización y lo fuimos dialogando con los representantes. Ahora estamos sumando a las sociedades científicas a trabajar en esto. Abrimos una página de Facebook abierta que sólo tiene un filtro de insultos elevado por si la misma gente de la Caja quiere ver la página, lo pueda hacer”.

“Hacerlos replantear”
“La Asamblea Anual Ordinaria es una votación política. El Distrito I es el segundo año seguido que se pierde la votación porque los directores y los asambleístas piden no aumentar la cuota. Nosotros entendemos que todo aumenta, pero tiene que hacerlo de forma coherente. Hoy al médico lo golpean, lo insultan, no valoran su capacitación, está cansado, se deprime, se enferma y se muere joven.
La ciudad de La Plata es ‘IOMA-dependiente’ porque el 75% de la ciudad son empleados de administración pública, pero al margen de todo esto, nosotros quisimos movilizar y sensibilizar a la provincia porque queremos es cambiar la votación. Si los directores del Distrito II o al X, por los motivos que tengan, no pueden alinear a sus asambleístas, esta movilización tiene que hacerlos replantear”, agregó.
La próxima asamblea será en abril, pero en esta ocasión se tratará el tema de las jubilaciones, pero “como este tema está muy caliente porque la comunidad médica está muy sensible, no va a escapar del foco de atención. En el consenso se crece, pero en un disenso respetuoso se crece mucho más. Tiene que haber diálogo”.

Estrategia
“Nuestra estrategia fue llamar la atención inundando las casillas de correos electrónicos y juntando firmas. Nosotros no esperábamos el respaldo que tenemos. Nunca hicimos publicidad ni difusión, fue el boca en boca.
Hay mucho desconocimiento del balance e ignorancia. Yo responsabilizo a la Caja por la falta de difusión de la inversión. Uno acepta que se invierta siempre que sea a favor de mejorar los beneficios. Hoy un médico que dedicó toda su vida a su capacitación se jubila con 26 mil pesos, por poco no se entra en la línea de la pobreza.
Más allá de que en el interior se cobren diferenciados que acá no, la realidad es que al final nos encontramos con una jubilación de 26 mil, una pensión de 18 mil o un subsidio entre 23 y 24 mil pesos”, apuntó.

“Uno es sensible”
En cuanto a su situación personal, Fernández contó que le faltan 10 años para jubilarme, pero que se preocupa hoy por sus colegas, a los que ve y escucha “como sufren porque ya con el sueldo no llegan a fin de mes. Algunos siguen trabajando a pesar de tener todos los requisitos para abocarse al régimen jubilatorio porque no les alcanza”.
“Nosotros creemos que estamos en un momento donde el médico no tolera una exigencia más, paga contador, alquiler de consultorio, AFIP, la capacitación, nos descuentan ganancias, matrícula, aporte, la agremiación, qué más pretenden que paguemos.
Si ganáramos acorde a nuestro nivel de especialización y trayectoria, quizás hoy la Caja no sería una preocupación. Uno es sensible al reclamo de los compañeros, por eso decidimos juntarnos y hacer el diagnóstico. Somos gente educada y no tenemos ninguna ambición política”, finalizó.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas