Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Los juninenses deberán poner 41 millones de pesos para la nueva terminal

Lo que fue presentado en el gobierno de Mario Meoni como un “canje” por el actual terreno que ocupa, finalmente tendrá un costo millonario para las arcas municipales.

Publicado

el

Allá por el año 2012, con mayoría en el Concejo Deliberante, el entonces intendente Mario Meoni logró aprobar su proyecto: a cambio de la cesión del actual terreno céntrico donde está emplazada la terminal de ómnibus, lograr la construcción de un nuevo edificio, en Circunvalación y Ruta 7.

Universidad Siglo 21

Las licitaciones correspondientes salieron a fines de ese año, hace ya cinco, con un plazo de obra de 18 meses. Y lo que no iba a representar erogación alguna para el bolsillo juninense, hoy ya lleva una inversión de millones de pesos. De hecho, el presupuesto 2018 tiene previsto un gasto de 41 millones de pesos más para la conclusión de las obras.

A pesar de las demoras en los tribunales por distintas presentaciones realizadas por vecinos, el ex jefe comunal debió haber entregado el poder en diciembre de 2015 con la nueva terminal finalizada.

Pero, dos años después, todavía es necesario que los juninenses realicen aportes millonarios para su conclusión.

Mientras, otras obras aleatorias como un gimnasio y locales complementarios, la pista de atletismo y un edificio administrativo, todavía siguen esperando definiciones, aún sobre la lupa de la investigación judicial.

 

Trabajos actuales. “Se está avanzando quizás a pasos más lentos, porque vamos enterándonos de algunas cuestiones ya que se trata de un pliego muy grande”, dijo hace unos días el intendente Pablo Petrecca.

A la vez, adelantó que “tenemos una reunión en Vialidad Nacional prevista para las próximas semanas, para definir los accesos y cómo llegará la autopista de la Ruta 7, para determinar la entrada y salida de micros y particulares a la terminal”.

“Ahora estamos avanzando, creemos que este año tendrá que estar terminada”, dijo el jefe comunal.

 

Al inicio. En el 2016, cuando Petrecca encontró un municipio casi al borde de la quiebra, debió dejar las obras de la nueva terminal de lado para ocuparse de cuestiones más urgentes. Por el mes de abril de ese año, las autoridades estimaban que la obra de la nueva terminal de ómnibus costaría más de 20 millones de pesos por encima de lo previsto, que en realidad era un canje.

Esto sumado a los inconvenientes que se plantean en la construcción, hizo que los funcionarios pensaran y repensaran el futuro de la obra.

Luego de idas y vueltas, cese de actividades, acusaciones gremiales, acciones judiciales y chicanas políticas, la obra sigue en marcha.

Los 4 millones de pesos de diferencia que el pliego de licitación contemplaba en su momento para la construcción de la nueva terminal, abonada en 30 millones con la entrega del actual terreno céntrico, se transformaron en 26 millones extras que la comuna debería afrontar para concluir los trabajos.

Esta suma fue calculada por las nuevas autoridades municipales, obtenida por los costos necesarios para la ampliación de obras, la conclusión de las estructuras, las tareas complementarias de los edificios y el equipamiento interno.

Finalmente, después de todo los fondos que se destinaron a la concreción del edificio en Ruta 7 y Circunvalación, el 2018 prevé una nueva partida presupuestaria: 41 millones de pesos más.

Gobierno Local

Más Leidas