Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Los farmacéuticos advierten que la Gobernadora no los escucha

El jueves, Diputados aprobó el freno a la cadena. Profesionales locales viajaron a La Plata y estuvieron presentes durante la votación.

Publicado

el

En señal de repudio a la instalación de la cadena Farmacity en el interior de la Provincia, las farmacias locales realizaron una protesta cerrando los comercios durante la mañana del jueves. La medida obedeció a la “defensa del sistema sanitario”, de acuerdo al comunicado emitido por la Filial Junín del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires. La Provincia, en forma total, adoptó la misma acción.

Farmacéuticos de la ciudad viajaron a La Plata para participar de la sesión de la Cámara de Diputados de la Provincia. Con 43 votos a favor, aprobó el proyecto del massismo para poner un freno al desembarco de Farmacity en territorio bonaerense.

Mariela Luis, farmacéutica local, expresó que “en La Plata le entregamos un escrito a la Gobernadora, para ver si así tenemos la oportunidad de que nos escuche porque hasta ahora no lo hemos logrado. Creemos que la gobernadora Vidal tiene que darnos una explicación y manifestar que piensa respecto a este tema. Sabemos que hay cuestiones económicas en juego y la cadena que quiere desembarcar en Provincia es Farmacity y uno de los dueños es Mario Quintana, vicejefe de Gobierno, por lo cual nada es casualidad. Luego fuimos a la Cámara de Diputados para apoyar una ley presentada por el diputado del Frente Renovador, Lisandro Bonelli. Con 43 votos logramos la media sanción y ahora pasaría a Cámara de Senadores”.

Consultada sobre el significado de estas cadenas al territorio, manifestó que “se rompería la propiedad del farmacéutico y se entregaría a manos de propiedades anónimas, que pueden terminar en manos de extranjeros. Un medicamento es un bien social y tiene que estar en manos de profesionales. Esta cadena, en Capital, afectó muchísimo porque está desregulada. Cada media cuadra hay una farmacia y eso no es positivo. En la Provincia de Buenos Aires hay una buena distribución porque la ley permite la apertura de una cada tres mil habitantes. Hoy, en nuestros pueblos, tenemos farmacias, cumplen una función muy importante en atención primaria. Con una cadena, esto se termina, porque el interés sólo es económico”.


Servicio público

Edgardo Martínez, farmacéutico, señaló que “estas cadenas no causan más que perjuicios, monopolizan y manejan tanto horarios como precios. En Chile está el Estado teniendo grandes problemas por la monopolización de la atención farmacéutica. Estas cadenas pretenden instalarse en los grandes centros comerciales dejando pueblos y barrios desamparados, al desfinanciarse las farmacias se pierde atención. Elevan el precio final al consumidor, disminuyen la calidad de la atención y toman al medicamento como un bien de consumo y no como un bien social. La ley es una de las mejores del mundo, la farmacia es un servicio público de salud. Nunca una farmacia puede ser una sociedad anónima que está a punto de venderse a capitales extranjeros. Se le va a entregar el capital de la salud a capitales extranjeros”.

Por qué no
Isabel Reinoso, presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina (CoFA) y el Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires (CFPBA), explicó el porqué de la oposición a la instalación de Farmacity en la Provincia y relató que “no tenemos problemas que desembarque, pero pedimos que se cumpla la ley vigente que es la que han cumplido todas las farmacias que se han instalado. Ellos están cuestionando dos artículos de la ley: el 14, que establece quienes pueden ser propietarios y no se prevé que sean sociedades anónimas o fondos de inversión y también discuten la distribución racional y la localización de las farmacias. Ellos buscan instalarse donde le es rentable y no donde hay una necesidad sanitaria”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas